La configuración sería ideal con un V8 Hemi bajo su capó.

Dodge es una rareza en el mundo del automóvil. Su popular sedan Charger, que recibió su última actualización en 2015, se remonta a 2011, haciendo de él un modelo oficialmente viejo, pero aún así los compradores lo adoran como lo demuestran las estadísticas de ventas de 2019. Mientras algunas marcas están retirando sus sedanes como consecuencia de caídas en ventas de dos dígitos, en 2019, su mejor año de la década, el Charger ha experimentado un alza de ventas de dos cifras.

“La mayoría del público ve al Charger y al Challenger como muscle cars de alta performance, algo que claramente son, pero al mismo tiempo son vehículos con tracción total capaces en todos los climas”, dijo Tim Kuniskis de FCA. “Sólo Dodge ofrece vehículos que combinan con prácticamente todos los climas sin sacrificar la actitud de muscle cars”, añadió el ejecutivo.

Galería: Dodge Charger GT 2020 de tracción total

Suena excitante, y a decir verdad, este sedán nunca tuvo problemas en parecer un muscle car. Trae un capó con entradas de aire, un alerón trasero, rines actualizados y asientos con soportes laterales al igual que los Charger GT normales. Por primera vez ahora puedes disfrutar de la tracción total con la posibilidad de desconectar el eje delantero. Antes el único Charger de tracción total era el SXT de nivel de entrada.

Lo malo es que aún no se mueve ni suena como un muscle car. El Charger GT está equipado con el V6 Pentastar de 3.6 litros, conectado a una transmisión automática de ocho velocidades que puede ser operada mediante levas a los costados del volante. Con 300 caballos de fuerza y 264 libras-pie de torque no es poca cosa, pero el Charger GT ya era un carro pesado, y ahora con la suma del peso de la mecánica de la tracción total no podemos evitar pensar lo mucho que le hace falta un V8 HEMI, aunque sea como opción.

Dodge dice que el nuevo Charger GT 2020 con tracción total tendrá un precio inicial de $34,995, sin contar $1,495 de cargos de destino.Dodge comenzará a recibir pedidos a partir de enero, y se estima que las entregas comenzarán en el primer trimestre del año.

Fuente: Dodge