420 libras, para ser exactos.

Ya que se acabó el Baja 1000 2019, Glickenhaus ha comenzado a limpiar su competidora más rápida en su clase, la Boot. Glickenhaus entró la carrera con la Boot como una de las dos competidoras, enfrentando a la Ford Bronco R que no completó la carrera. Ahora, la compañía está limpiando la Boot y han encontrado muchísimo barro.

Glickenhaus publicó una foto en Facebook que muestra barriles llenos de barro encontrados en la Boot. Según la publicación, la Boot acumuló 43 galones de lodo durante la carrera, con un peso de alrededor de 420 libras (190 kilogramos). Eso es una tonelada de peso extra y un recordatorio de cómo el lodo puede esconderse en un carro. Por otra parte, la mayoría de los autos no corren el Baja 1000 y luego conducen a casa.

 

Mientras que la Boot venció a la Bronco, completando la carrera en 33 horas, 59 minutos y 13.09 segundos, fue el penúltimo vehículo en terminar. También llevó más del doble de tiempo completar la carrera que el ganador general. Aunque fue el penúltimo de los 264 competidores en general no tiene mucho de qué alardear, la Boot terminó la agotadora carrera, algo que la Ford no puede reclamar.

La Glickenhaus Boot es un carro todoterreno de bajo volumen con un precio de seis cifras, $228,000, que incluye un V8 de bloque pequeño de origen GM que genera 460 caballos de fuerza (343 kilovatios). Sin embargo, la versión de carrera genera 650hp (484kW). Tanto la versión de carretera como la de carrera pesan más de 5,500 libras (2,494kg), y las 420 libras adicionales probablemente tampoco ayudaron al tiempo de la Boot.

Galería: SCG Boot en Baja

Glickenhaus aún no ha terminado con la Baja 1000. En el informe posterior a la carrera, Glickenhaus dijo que quiere ser el ganador general el próximo año, y que podría construir una "Boot Legal Hyper Road" con 900 caballos de fuerza (671 kilovatios), tracción total y llantas de 42 pulgadas. El ganador de la carrera de este año, una Ford Raptor de trofeo, ganó la carrera general en 16 horas y 10 minutos. Tomar los máximos honores el próximo año no será fácil. Pero Glickenhaus ya venció a una Ford.