Todos los empleados serán afectados por el paro, el tiempo cesado no les será pagado.

Parece que la temporada de vacaciones navideñas y de año nuevo será más larga para los empleados de Nissan en Estados Unidos, pero no se verá reflejada en su ingreso a fin de mes. Nuestros colegas de Motor1.com EEUU recibieron la información de que la firma japonesa planea recortar dos días extra de actividad sin contemplarlos en los salarios. Al contactarse con Nissan para corroborar el rumor recibieron la confirmación de que efectivamente la compañía no operara los días 2 y 3 de enero:

"Para optimizar la competitividad y el rendimiento del negocio, Nissan Norteamérica no operara los días 2 y 3 de enero. Los concesionarios abrirán normalmente."

Luego, Nissan profundizó la información señalando que los dos días de cierre alcanzarán a los trabajadores asalariados, fábricas y oficinas. Actualmente unos 14,500 empleados pertenecen a la empresa en Estados Unidos.

La marca afirma que este parate reforzará el desempeño de la marca y la motivación. No sabemos a ciencia cierta en cuánto dinero ahorrado se traduciría cancelar dos días de trabajo para tal volumen de personal, tal vez serían millones de dólares, pero sí sospechamos que puede haber preocupación sobre los balances de la marca en Estados Unidos.

Y esa preocupación radica en que las ventas de Nissan en noviembre cayeron un 15 por ciento en relación al mismo mes del año pasado. La pérdida fue concretamente del 13.3 por ciento, pero en la división de lujo Infiniti el registro negativo fue estrepitoso, el 33 por ciento. En este año la caída total es del 7.8 por ciento. Sólo vehículos considerados ‘de nicho’ como la NV y la NV200 subieron sus ventas, pero hablamos de un promedio de entre 1,300 y 1,500 unidades al mes, algo casi insignificante en la ecuación final

Fuente: Nissan