El tuneador intentará construir una.

El año pasado, la Chevy Blazer llegó con una placa de identificación icónica y un estilo salvaje. Aunque su agresiva chapa insinúa aspiraciones más deportivas, carece la potencia necesaria para verdaderamente ser una "Performance Crossover". Lingenfelter está a punto de cambiar eso según un nuevo informe exclusivo de Muscle Cars and Trucks. El tuneador famoso quiere sobrealimentar a la nueva Blazer.

El sistema de sobrealimentación que utilizará Lingenfelter no fue diseñado para la Blazer. El kit se desarrolló para darle más potencia a la Chevy Colorado y la GMC Canyon, que utiliza un sobrealimentador Edelbrock TVS1740. Se atornilla a la parte superior del motor V6 3.6 litros LGX de GM, que también se encuentra en la Blazer, y genera 450 caballos de fuerza, el motor V6 estándar genera 308hp.

Según el informe de Muscle Cars and Trucks, Lingenfelter construirá una Blazer sobrealimentada después de descubrir una demanda inesperada para una versión caliente. El motor de la Blazer es igual que el de las camionetas, la única diferencia es que está montado de manera transversalmente, pero el sobrealimentador debería encajar perfectamente. Sin embargo, según el vicepresidente de ingeniería de rendimiento de Lingenfelter, Mark Rapson, quien habló con la publicación, se requeriría la tracción total.

Galería: Chevy Blazer Premier AWD 2019

Dirígete al sitio web de Lingenfelter, encontrarás el paquete de sobrealimentador para la Colorado y Canyon por $6,995. No hay nada en la lista para la Blazer todavía.

Por ahora, Lingenfelter construirá "una" Blazer sobrealimentada. Es probable que el tuneador esté buscando qué otras modificaciones son necesarias para que la nueva crossover maneje la potencia adicional de una manera segura y divertida. Si Chevy no les da a los consumidores lo que quieren, las compañías de posventa como Lingenfelter siempre llenarán los vacíos. Es posible que nunca veamos una Blazer SS; pero, el mercado de accesorios podría ofrecer algo igual de bueno o mejor.