Se parece a un Lotus desde ciertos ángulos.

El Chevy Corvette 2020 marca el comienzo de un nuevo capítulo para el icónico modelo al poner el motor en el medio del vehículo. Todavía estamos a meses de que el C8 Corvette entre en manos públicas, pero eso no ha impedido que HugoSilva Designs imagine un nuevo Corvette con un kit de carrocería ancho siniestro que destaca el diseño elegante del Corvette.

El trío de representaciones muestra un Corvette pegado al piso con las ruedas empujadas hacia las esquinas y una nueva lámina de metal para cubrirlas. En la parte delantera, hay una fascia frontal inferior agresiva que flota a centímetros del suelo. El diseño probablemente aumenta la refrigeración del motor y los frenos.

En la parte trasera, los neumáticos reciben guardabarros nuevos y más anchos que mejoran las caderas ya pronunciadas del carro. Parece que hay respiraderos adicionales en la parte posterior de los nuevos guardabarros, lo que probablemente ayuda con el enfriamiento. La fascia trasera inferior es nueva, mientras que el parachoques tiene detalles de fibra de carbono. Las puntas de escape son únicas; sin embargo, mantienen la forma y el diseño general del escape original. Luego está el enorme alerón trasero que completa el kit. También puede ver indicios de Lotus en el diseño del auto desde ciertos ángulos, pero es solo un parecido pasajero si prestas mucha atención.

Galería: Chevy Corvette Widebody 2020 imaginado por HugoSilva Designs

Los tuneadores y el Corvette se remontan a décadas atrás, y no están abandonando el Corvette de motor central solo porque el motor se movió. Habrá kits de carrocería, sistemas de escape, y más para el carro cuando llegue, lo que permitirá que los dueños los personalicen y hasta le añadan más potencia.

En este momento, el fabricante se está preparando para el lanzamiento del nuevo modelo y está buscando nuevos empleados. La producción del Corvette está programada para comenzar en febrero con las entregas esperadas en los meses siguientes. General Motors no pudo comenzar la producción en 2019 debido a la huelga de contratos de la UAW que duró seis semanas.