El Vaticano continúa su tendencia a adoptar SUVs reformadas como transporte ceremonial para el papa.

Dacia le entregó al Papa Francisco I un ejemplar de la SUV Duster módificado para cumplir con funciones como papamóvil, es decir es vehículo para el traslado ceremonial del líder de la Iglesia católica.

Desde el atentado contra Juan Pablo II  en 1981 mientras saludaba a una muchedumbre a bordo de un vehículo abierto en la plaza de San Pedro en Ciudad del Vaticano, la iglesia Católica se vio en la necesidad de un vehículo donde el papa pudiese ser visto en actos oficiales y a la vez estar protegido contra ese tipo de ataques.

Durante las últimas cuatro décadas varios fabricantes han provisto al Vaticano de sus versiones del papamóvil, incluyendo Fiat, Ford, Mercedes-Benz y Seat. Ahora es el turno a la SUV Dacia Duster, una crossover compacta fabricada por el fabricante rumano Dacia, parte del grupo Renault. La Duster es comercializada en México, partes del Sudamérica, Europa del este y el sureste asiático como Renault Duster.

Dacia Duster Papa Francesco

Las reformas en el nuevo papamóvil fueron diseñadas de acuerdo con las necesidades del Francisco I por el departamento de prototipos y el equipo de necesidades especiales de Dacia, y fueron llevadas a cabo por Romturingia, una empresa dedicada a reformar vehículos en Rumania. La Dacia Duster es fabricada en la ciudad de Mioveni, a 80 millas sureste de Bucarest.

El vehículo fue entregado al papa por Cristophe Dridi, el director gerente del Grupo Renault Rumania y CEO de Automobile Dacia SA, y Xavier Martinet, director general de Grupo Renault Italia durante una visita a la Ciudad del Vaticano la semana pasada.

Dacia Duster Papa Francesco

Esta Duster cuenta con cinco asientos, uno de los cuales es un banco trasero. Posee un amplio techo solar, una estructura de vidrio desmontable y un despeje al suelo de 1.18 pulgadas más bajo que el de la Duster regular. Mide 170.47 pulgadas de largo por 70 de ancho.

El papa Francisco suela usar vehículos más modestos como el Fiat 500, o un Renault 4 de 1984, como transporte privado.

Galería: Dacia Duster donada al Papa Francesco