El configurador en línea de Corvette Convertible ya está activo, por lo que decidimos aplicar todas las opciones.

Chevrolet finalmente añadió los precios al configurador en línea del Corvette Stingray Convertible, permitiendo a cualquier interesado saber cuanto cuesta el C8 convertible de sus sueños. Al igual que hicimos cuando se añadieron los precios del cupé, nos dimos a la tarea de configurar el Stingray convertible con todas las opciones posibles, para averiguar cuánto costarán los ejemplares más caros del modelo.

No vamos a repasar todas y cada una de las opciones porque son las mismas seleccionadas en el ejercicio que hicimos con el cupé. Pero si les vamos a recordar que el precio inicial del Corvette C8 convertible, de $67,495 para la versión más básica 1LT, es $7,500 más alto que el del cupé. Elegimos la variante mejor equipada 3LT con un precio inicial a $78,945, añadimos el rojo metalizado 'Long Beach Red Metallic Tintcoat' con un color que varia según la luz por $995, y rayas de competencia negras por $995 más.

Las opciones más caras disponibles para el C8 convertible son el 'paquete de performance' Z51 de $5,000 y el kit aerodinámico, al que Chevy llama Grounds Effect Kit, de $4,850. Pero también añadimos un inserto de parrilla $2,095 y cubiertas para los espejos laterales de $1,145, todos terminados con una capa visible de fibra de carbono. Otra de las opciones más caras es un juego de rines de 19 pulgadas al frente y 20 pulgadas atrás, con un diseño de 5 rayos y pintados en estaño performance, por $2,695.

Chevrolet no tendrá ningún problema en venderte también un juego de equipaje de dos piezas de cuero por $1,450 así como cubiertas para el Corvette, para dentro y fuera del garaje, por $460 cada una. Piezas decorativa para la cabina en fibra de carbono añaden $1,500 a la cuenta, mientras que los butacas de competencia cuestan $500 más.

Con todas las opciones elegidas terminamos con un Corvette Stingray Convertible 2020 con un precio total de $113,955, más $110 de opciones instaladas por el concesionario, consistentes de cuatro cables para smartphones.

El inicio de la producción del C8 fue retrasado para febrero del próximo año, así que aún falta un buen tiempo hasta que los primeros Corvettes 2020 comiencen a llegar a los garajes de sus compradores. 

Fuente: Chevy