¡David se enfrenta a dos Goliats!

El Ford Focus RS, con tracción total y 350 caballos de fuerza, parece un vehículo capaz de poner a más de un rival en apuros. Matt Watson, del canal de YouTube CarWow, decidió enfrentarlo con una Mercedes G63 de 585 hp con tracción total y una Mercedes E63 S AMG station wagon de 612 hp. A pesar de las cifras que lees, el hatchback de Ford tiene un as bajo la manga.

El RS en el video fue modificado extensamente por los tuneadores de Mountune. El motor fue provisto com $15,000 en actualizaciones, como un turbo más grande, componentes internos del motor más fuertes, un nuevo enfriador de gases y un sistema de escape completamente nuevo. Todas las actualizaciones elevan la potencia del Focus RS del video a 520 hp y 516 libras-pie de torque.

focus rs mountune screencap

Con semejantes modificaciones en su tren motriz, creemos que el RS podría estar a la altura de las circunstancias. Su peso es mucho más bajo que el de sus dos rivales, lo que supone una ventaja contra las Mercedes-Benz, pero la ganancia se atenúa al portar una transmisión manual.

Al comienzo de la primera carrera los tres vehículos lucieron relativamente parejos hasta el final de la fase de aceleración inicial, cuando la E63 dejó atrás a la G63 y al Focus RS. La potencia extra en la G63 la dejó segunda, seguida por el Ford.

Con partida detenida la E63 completó el cuarto de milla en 11.2 segundos, la G63 lo hizo en 12.4 segundos y el Focus RS en 12.5. Incluso después de hacer la segunda carrera con partida en movimiento, el resultado no varió. En la prueba final de frenado, la E63 fue la sorprendente ganadora, seguida por el Focus RS y la G63 en tercer lugar.

La conclusión clara es que si bien la E63 S está fuera del alcance del Focus RS, este puede seguirle el ritmo a la G63. ¿Es este video una demostración de las ventajas de una caja de cambios automática super rápida, o del bajo peso? Déjanos tu opinión en la sección de comentarios.

Fuente: CarWow