No hará falta recargarlo.

Porsche se tomó la electrificación en serio.  No solo presentó el Taycan, su primer eléctrico puro, este año y está preparando una versión eléctrica para la próxima generación de la Macan, sino que los Boxster and Cayman van a recibir versiones electrificadas en pocos años. La Cayenne y el Panamera hace ya tiempo que cuentan con versiones que visten el emblema hybrid, y también hay una wagon Taycan Cross Turismo lista para ser presentada en 2020. ¿Qué más hay en los planes de electrificación de los magos de Stuttgart? Un 911 híbrido, por supuesto.

Oliver Blume, CEO de Porsche, conversó con Top Gear sobre las ambiciones del fabricante en materia de electrificación para la próxima década. Hace rato que sabemos que el 911 actual (generación 992), va a recibir un tren motriz híbrido, pero finalmente tenemos detalles del que será el primer 911 híbrido preparado directamente por Porsche (otros ya han hecho el intento).

Blume le dijo a TG que el 911 híbrido será el modelo de “mayor performance de toda la línea 911” lo que indica que tendrá lo que hace falta para competir como igual con las variantes más brutales de la familia 911, como el Turbo S y el GT2 RS. Y ya que no será un híbrido enchufable, no tendrá que cargar con el peso extra de una batería grande, algo que siempre es bueno en términos de performance.

No hay por qué dudar de que Porsche logrará un híbrido increíble, especialmente al tener en cuenta la experiencia ganada en el desarrollo del 919. Este carro de carreras no solo ha sido un gran éxito en competencias sino que la versión 919 Hybrid Evo tiene el actual récord en el  Nürburgring de 5 minutos y 19.54 segundos.

No es mucho más lo que se sabe del 911 hybrid, pero August Achleitner jefe de desarrollo de modelos deportivos de Porsche, prometió un carro con algo de autonomía eléctrica. También sabemos que la generación 992 fue diseñada con el espacio suficiente para albergar un motor eléctrico circular, y que su version de la transmisión PDK fue calibrada para aguantar niveles de torque que exceden los 800 Newton-Metros (590 lbs.-pie).

Aún no está claro cuanta más potencia vendrá del componente eléctrico del nuevo tren motriz, pero Achleitner habló de algo cercano al Panamera Turbo S E-Hybrid cuyo motor eléctrico añade 134 caballos de fuerza y 295 lb-pie (400 Nm) a la potencia total del vehículo. Asumiendo que el 911 híbrido tomaría como base al modelo Turbo, que se espera que tenga cerca de 641 hp en su versión S, estaríamos hablando de un monstruo de más de 700 hp.

Su pequeña batería estaría alojada muy abajo en alguna parte de su volumen frontal, a fin de lograr el centro de gravedad más bajo posible y una distribución de peso que debería ser mejor que el balance 39:61 del 911 Carrera S actual. Tomando nuevamente al Panamera Turbo S E-Hybrid como referencia, la batería debería tener una capacidad cercana a 14.1-kWh. 

El último de los misterios del 911 híbrido es la fecha de su debut, aunque algunos reportes apuntan a 2022.

Fuente: Top Gear