Para enfurecer aún más a fanáticos y puristas.

Posiblemente ya tengas una opinión formada sobre la Mustang Mach-E, el vehículo que inicia una nueva era en la historia del legendario nombre. Gracias a la Mach-E, el nombre Mustang ya no solo representa cupés y convertibles deportivos sino también identifica a una familia de crossovers eléctricas, que aunque no dejan de ser muy poderosas y se identifican visualmente con el Mustang tradicional, son un tipo de automóvil muy distinto a lo que habíamos conocido como un Mustang durante los últimos 55 años. Esto nos lleva a preguntamos hasta dónde puede llegar la expansión del nombre Mustang. Aksyonov Nikita un artista visual en Behance.net trató de responder esa interrogante.

Si, lo que ves es una Mustang Mach-E en forma de pickup, y no se ve totalmente descabellada. Aunque luce muy agresiva, identificarla con el nombre Mustang desataría una polémica similar o aún peor que la que desató la llegada de la crossover. Pero por otra parte, si Ford piensa convertir el nombre Mustang una nueva submarca, ¿por qué no incluir una pickup en su alineación? La pickup Ford Serie-F no solo es el modelo más vendido de Ford, sino también el más vendido en Estados Unidos por varias décadas. Su éxito ha generado un grupo leal de compradores de pickups Ford, y un porcentaje de ellos con seguridad, probaría una pickup Mustang Mach-E antes que cualquier otra pickup eléctrica.

Galería: Mustang Mach-E Pickup

La realidad es que no vemos venir una pickup Mustang, y no creemos que semejante vehículo esté cerca de ser producido. Pero la idea de una pickup urbana, con espíritu de performance similar al de la SVT F-150 Lightning de principios de siglo, no es descabellada. La Lightning fue un gran vehículo, en sus dos generaciones, pero la Raptor dejó claro que los clientes buscan más capacidad todoterreno en sus pickups de performance grandes. Quizás una pickup de performance de menor tamaño lograría lo que la Lightning no pudo hacer. 

No creemos que Ford vaya a darle un sacudón a su línea de pickups. Las ventas hasta ahora van bien, según lo evidencian los registros del tercer trimestre. Mientras que las venta de SUVs y crossovers bajaron en más del 10% y las de los carros disminuyeron en un 30%, las entregas de pickups incrementaron en un 9%. y como dice el dicho, “no hay que arreglar lo que está funcionando bien”.