Con 2,000 caballos de fuerza y tracción total, esta bestia eléctrica se apodera de la pista como pez en el agua.

Tras el anuncio oficial de su llegada el pasado mes de julio, Lotus dio inicio a la fase final de pruebas previas a la fabricación de su superdeportivo Evija, el primero de su historia con un tren motriz 100% eléctrico.

Aunque las primeras pruebas tuvieron lugar en un circuito privado, ya disponemos de un vídeo en el que se recopilan varias imágenes tomadas durante las mismas, y nos complace anunciar que los prototipos se ven geniales en la pista.

Galería: Lotus Evija 2019

Todavía con la carrocería decorada con pintura de camuflaje, estos prototipos han recorrido miles de millas en el circuito, algo que continuarán haciendo allí, así como en carreteras abiertas al tráfico y en otros circuitos, por lo que con seguridad no tardaremos en ver fotos espías.

El jefe de desarrollo de Lotus, Gavan Kershaw, declaró que "las pruebas a alta velocidad de los prototipos son un punto clave para el Evija, y muy emocionantes e importantes para todos los que participamos en el proyecto. Tenemos que asegurarnos de que mantiene la esencia de Lotus, dando lugar a un automóvil con un rendimiento sobresaliente, estableciendo nuevos estándares en la industria de los hiperdeportivos".

En el corto video, de poco menos de un minuto, podemos ver el prototipo 2 del Lotus Evija rodando a alta velocidad, así como escuchar el sonido que emite.

El Lotus Evija es una máquina que no produce emisiones tóxicas, que cuenta con una potencia de 2,000 caballos de fuerza y un torque máximo de 1.254 lbs.-pie, capaz de acelerar de 0 a 62 millas por hora en menos de 3.0 segundos, y que contará con autonomía de 250 millas por carga según las mediciones WLTP. Como lo bueno es mejor cuando es escaso, Lotus solo producirá 130 ejemplares en 2020 a un precio por unidad que se ubicará entre $17.6 y $2.4 millones.