Poner un motor F1 en un carro de circulación legal no es cosa fácil.

No es un secreto que el Mercedes-AMG One está retrasado. El hipercarro fue revelado por primera vez en 2017 y estaba programado para entrar en producción en 2019, y aún no hemos visto nada. Pero tenemos buenas noticias de Affalterbach: los primeros ejemplares finalmente serán entregados a sus ansiosos dueños en 2021, según Michael Knöller, jefe global de gestión de productos y ventas de AMG.

Mientras estaba en el Auto Show de Los Ángeles, Knöller habló con Road and Track y confirmó que los clientes han sido informados de que comenzarán a recibir sus autos a partir de 2021. "Cuando quieres integrar tecnología F1 legal para la calle, terminas en un viaje con los clientes. Tuvimos algunos desafíos, pero ahora hemos llegado a un punto de inflexión".

Pero, ¿qué causó el retraso de la estrategia inicial? Bueno, cuando tienes que adaptar un hipercarro propulsado por un tren motriz F1 en un auto de circulación legal, definitivamente enfrentas ciertos retos. Uno de los mayores desafíos para los ingenieros de Mercedes-AMG fue hacer que el motor de carrera de 1.6 litros llegara a su punto mínimo a 1,200 rpm en lugar de las 5,000 rpm habituales en la Fórmula 1. Agrégale a eso las regulaciones de emisiones y ruido, y tendrás una muy buena imagen de la situación actual en AMG.

Galería: Mercedes-AMG One

Otro desafío es el hecho de que no se puede arrancar un motor F1 presionando un botón: esos motores se encienden a través de un arranque externo y, antes de poderlo activar el aceite tiene que calentarse. Finalmente la longevidad del motor de 1.6 litros que funciona habitualmente de 15,000rpm también fue un tema importante que hubo que resolver.

Mercedes-AMG construirá solo 275 ejemplares del one, todos los cuales ya se vendieron a un precio de $2.7 millones cada uno.

Fuente: Road and Track