Sería el primer modelo totalmente nuevo de Dodge desde la llegada del Dart en 2012.

En 2016 comenzó a circular el rumor sobre un reemplazo de la Dodge Journey, que estaría basado en la Alfa Romeo Stelvio. Hoy, más tarde el rumor no solo persiste sino que según MoparInsiders, es es ya un hecho, al reportar que Dodge está trabajando duro en el desarrollo de la SUV como modelo de performance.

De acuerdo con fuentes de la publicación este vehículo tendrá base en la arquitectura Giorgio, que compartiría con la Stelvio y del sedán Giulia, y usaría componentes mecánicos de esos dos modelos. Dicha arquitectura admite modelos de tracción trasera, con total de modo opcional. El modelo que reemplace a la Journey, ya sea con este nombre o con uno nuevo, seguramente tenga un tamaño aproximado a la mencionada a la Stelvio, con algunos rasgos de diseño tomados del Charger sedán.

Al igual que muchos modelos de Dodge, la nueva SUV será ofrecida con una amplia variedad de trenes motrices, incluyendo un HEMI como tope de gama. Otros reportes anteriores hablaban de un motor base 2.0 litros turbocargado de cuatro cilindros con 276 caballos de fuerza y 295 libras-pie de torque. Distintos niveles de gama incluirían también un modelo Scat Pack.

Esta información debe ser tomada con cautela, ya que es muy preliminar y de ninguna manera oficial. No hay nada confirmado, aunque MoparInsiders proyecte a la próxima generación para fines de 2022 como modelo 2023. Antes de eso, FCA lanzará la próxima Jeep Grand Cherokee y su versión de tres filas de asientos, también basada en la arquitectura de la Giorgio. Debería llegar el año que viene.

Se especuló anteriormente que la nueva Journey podría ser producida en Italia.              

 

 

Fuente: MoparInsiders

Galería: Dodge Journey 2016