Aún así, el debate por el uso de nombre Mustang en una crossover continúa.

Ford agrió los ánimos de algunos de los fanáticos más dedicados del Mustang cuando presentó su primera crossover eléctrica, la Mustang Mach-E. Para muchos de ellos, el modelo no merece usar el icónico nombre, a pesar de sus luces traseras de tres barras y el prominente emblema del potro en su frontal. El debate continuará por algún tiempo antes de que los fans del Mustang finalmente se reconcilien con la idea de que una crossover de cuatro puertas usará el nombre, por lo que el pasado jueves el presidente del Mustang Club of America President Steve Prewitt usó la página Facebook del club para avalar la Mach-E, tratando a la vez de eliminar cualquier duda sobre el futuro del icónico cupé.  

Prewitt dijo que Ford ha hecho “un magnífico trabajo cumpliendo con los requisitos [de un Mustang]” ofreciendo “un portafolios impresionante de especificaciones de performance”. Prewitt dijo también que la Mach-E era el próximo paso el la continuación del legado del modelo, equiparán do su llegada a la adición de cualquier otro modelo especial a la familia Mustang, como el Boss 302, el Mach 1 o incluso nuevas generaciones como lo fueron en su momento el Mustang II, el Mustang Fox o el SN-95.  También dice entender a los fans del Mustang, añadiendo que muchos de ellos jamás aceptarán a la Mach-E. 

Ford hizo lo posible para que la Mach-E se sintiera como un Mustang legítimo. Para su diseño exterior tomó todas las características que pudo del icónico cupé, logrando un aspecto atlético muy inusual para una crossover. Ford también la dotó de una serie de trenes motrices poderosos con la Mach-E GT de 459 caballos de fuerza (342 kilovatios), que acelera de 0 a 60 millas por hora en 3.5 segundos, a la cabeza del grupo en términos de performance. La Mach-E ofrecerá entre 210 y 300 millas de autonomía dependiendo del nivel, tren motriz, y tipo de tracción. 

Galería: Ford Mustang Mach-E 2020

Ford tiene sus ojos puestos en el futuro como nunca antes, y ese futuro es eléctrico. El fabricante inicialmente comenzó e desarrollo de un vehículo eléctrico muy genérico de aspecto aburrido y sin personalidad. Pero la adopción del nombre Mustang para el nuevo vehículo eléctrico obligó a Ford a crear un modelo eléctrico que significara algo.

El debate sobre el nombre Mustang será interminable, aún después de que el carro llegue a los concesionarios. La pregunta es si algún día los fans del Mustang aceptarán la expansión del nombre a un carro familiar de cuatro puertas. La respuesta está en manos del tiempo.