Por mejor que sea la nueva crossover eléctrica de Ford, el nombre Mustang es difícil de entender para algunos fanáticos del modelo.

No todo el mundo está de acuerdo con la decisión de Ford de darle el nombre Mustang a su nueva  crossover eléctrica. Pero algunas personas están realmente molestas. Entre ellas el devoto entusiasta del Mustang Jimmy Dinsmore, quien quedó tan perturbado por la movida de Ford que inició una petición en línea para recabar firmas para que el fabricante cambie el nombre del nuevo modelo. Hasta ahora más de 900 personas han firmado la petición.

“Lo que nos molesta a muchos es el abandono de la herencia e historia de la compañía” declaró Dinsmore a Motor1.com. “Darle el nombre Mustang a una crossover de tracción total y cuatro puertas es un insulto a los clubs de aficionados del Mustang y a los fanáticos del modelo, que lo han apoyado por más de cinco décadas. Le imploro a Ford que nos oiga, y que respeten la herencia del Mustang, y que no la degraden de esta manera". 

Dinsmore no es solo un fan del Mustang. Es también un columnista automotriz de larga trayectoria y co-autor del libro Mustang by Design, que detalla el desarrollo del Mustang desde principio de los años 60. Dinsmore nos explicó que la controversia no viene del hecho de que se trate de un carro eléctrico, sino del uso del nombre en una camioneta crossover, algo que en su opinión, "va en contra del concepto básico de lo que es un Mustang, como fue diseñado originalmente por Gale Halderman, es decir un dos puertas bajo, con un capó largo y una cola corta, y no una crossover genérica que es tan común de ver en el mercado actual".  

Galería: Ford Mustang Mach-E 2020

No le falta razón en ese respecto. Durante sus 55 años de historia el Mustang ha sido movido por muchos tipos distintos de motor, pero la fórmula básica de un cupé bajo 2+2 con tracción trasera nunca ha cambiado. El Mach-E está realmente alejado de esa fórmula, pero los defensores de la estrategia dicen que se tarta de evolución automotriz en acción, una medida que refleja los cambios profundos que están afectando al mercado. 

Este petición difícilmente logrará que de marcha atrás en su decisión, y Dinsmore así lo reconoce. Pero también nos recordó que Ford enfrentó una controversia similar en los 80 cuando trataron de mudar al Mustang a una plataforma de tracción delantera provista por Mazda. En esos días antes del internet, hizo falta una avalancha de cartas a Ford, que realmente funcionó. El carro fue producido con el nombre de Ford Probe y el Mustang de tracción trasera siguió adelante.

Ford ha escuchado a los entusiastas del Mustang en el pasado. ¿Los escucharán esta vez? si quieres dejar tu opinión puedes acceder la petición haciendo click aquí.