Dos motivos: presencia y eficiencia.

Al mirar de cerca a la Ford Mustang Mach-E algo muy poco convencional se hace aparente: sus puertas no tienen manillas. Ni siquiera manillas al ras de las puertas que saltan al activar la llave, como las que conseguimos en las Tesla Model X y Jaguar I-Pace. En su lugar, Ford adoptó una solución distinta.

Los pasajeros puede acceder a la cabina de la Mach-E apretando botones situados en los pilares centrales, o pilares B, para las puertas delanteras, y en los pilares traseros, o pilares C, para las puertas traseras. Al apretar dichos botones las puertas salta hacia afuera cerca de una pulgada. Cada puerta delantera tienen además una palanca para continuar abriendo las puerta manualmente, mientras que los usuarios de las puertas traseras deberán meter los dedos en una rendija para halar la puerta hacia ellos. Gordon Platto, director de diseño para el Mach-E'explica que "casi siempre son niños quienes usan los asientos traseros". Y es por eso que no hay palancas adicionales para las puertas traseras. 

La idea de una puertas de accionamiento complicado puede sonar boba a primera vista, pero Ford tuvo buenas razones para deshacerse de las manillas tradicionales. Por una parte, la Ford Mustang Mach-E (al igual que muchas de sus competidoras eléctricas) enfatiza la eficiencia. Cuatro manillas tradicionales pegadas en la esbelta carrocería de la Mach-E habría resultado en un aumento de su coeficiente de resistencia aerodinámica lo cual limitaría su autonomía. Ford no nos ha dado un  número específico para el coeficiente aerodinámico de la Mach-E pero la compañía dice que  en inferior a 0.30 Cd, lo que la pone en competencia directa con sus competidoras eléctricas Tesla Model X (0.25 Cd), Audi E-Tron (0.28 Cd), y Jaguar I-Pace (0.29 Cd).

Los diseñadores de Ford no solo se enfocaron en la eficiencia al crear el perfil de la Mach-E, también buscaron lograr que el modelo se sintiera totalmente moderno enfatizando en sus capacidades futuristas. De acuerdo a Ford, las manillas tradicionales de las puertas son cosa del pasado, mientras que los cerrojos electrónicos le dan a la Mustang Mach-E una característica moderna y futurista con la que no cuenta ninguna de sus competidoras. 

Galería: Ford Mustang Mach-E 2020

En su esencia la Mach-E sigue siendo un Mustang, y su falta de manillas, enfatiza su carácter emocional de una manera muy distintiva.  Platto dice que la "Mustang Mach-E cuenta con muchas de las características clave del Mustang cupé, un diseño emocional con unos fornidos cuartos traseros, faros de tres barras adelante y atrás, y un desarrollo de superficies muy muscular con paneles de carrocería muy esculpidos".