Da un vistazo íntimo a la nueva SUV eléctrica de Ford.

Cualquiera que sea tu opinión sobre la decisión de Ford de usar el nombre histórico de Mustang en una crossover, no se puede negar que la nueva Ford Mustang Mach-E tiene características de diseño que la unen visualmente con el deportivo con el que comparte su nombre. El óvalo azul publicó algunos videos que nos permiten conocer mejor el nuevo modelo, en los que aparte de enseñarnos el diseño en gran detalles, nos muestra incluso cómo se comporta en una pruebas de aceleración.

Mientras que el exterior toma claves de diseño del Mustang cupé y las adapta a los volúmenes y propósito de una crossover,  la cabina cuenta con un diseño totalmente nuevo cuyo punto focal es una enorme pantalla táctil de 15.5 pulgadas, una de las más grandes en la industria, que usa una versión totalmente nueva del sistema telemático Sync de Ford, dejando muy en claro que, a pesar de su nombre, la Ford Mustang Mach-E 2020 es un modelo totalmente nuevo.

También vemos un prototipo de pruebas de la Mustang Mach-E, en su versión Premium acelerando de 0 a 70 mph (112 km/h).  La más rápida de todas las versiones será la GT Performance Edition que podrá acelerar de 0 a 60 mph (0-96 km/h) en poco más de 3 segundos, gracias a una generosa provisión de potencia de 459 caballos de fuerza (342 kilovatios) y 612 libras-pie (830 Newton-metros) de torque.

Esta SUV podrá ser adquirida con tracción trasera, o con tracción delantera opcional. Las versiones con mayor autonomía serán capaces de recorrer 300 millas por carga, lo cual será suficiente para una gran mayoría del público comprador.

Fata por ver aún cuál será la reacción del público al uso de nombre Mustang en una crossover, pero sí queda claro que la Mach-E luce como un vehículo muy prometedor, al menos en el papel.  Su llegada demuestra que cada vez más fabricantes, no solo de autos de lujo, están alistándose para la era de los carros eléctricos, y que Ford apenas comienza con el despliegue de su agenda eléctrica.