Al final del tercer trimestre de 2019, el fabricante tenía alrededor de 5,000 autos sin ordenar.

Los términos de la fusión entre PSA y FCA prevé mantener vivas todas las marcas actuales de ambos fabricantes. En términos generales esta es una buena noticia, pero Fiat Chrysler Automobiles podría enfrentar conflictos con sus concesionarios, ya que ha estado produciendo más autos y camionetas que los que sus vendedores desean. Un nuevo informe de Bloomberg arroja más luz sobre la situación.

Gracias a conversaciones con cuatro concesionarios de FCA en Estados Unidos, "dos de los cuales hablaron bajo condición de anonimidad",Bloomberg descubrió que en un momento el fabricante había creado un inventario nacional de alrededor de 40,000 vehículos no ordenados, creando tensiones con algunos de sus minoristas. Esta estrategia se conoce en la industria automotriz como un "banco de ventas", un viejo truco usado por décadas para hacer que los concesionarios reciban unidades que no han pedido.

FCA negó haber reiniciado un banco de ventas y dijo que ahora utiliza un nuevo sistema predictivo de producción y entrega, que trata de alinear mejor los pedidos anticipados de los distribuidores con su cadena de suministro y sus planes de fabricación. "Estamos produciendo vehículos preespecificados contra la demanda prevista para que los vehículos correctos estén disponibles cuando los distribuidores los necesiten", comentó Niel Golightly, director de comunicaciones global de Fiat Chrysler. También agregó que el nuevo sistema ha demostrado ser exitoso hasta ahora, ya que FCA ha finalizado el tercer trimestre del año con apenas 1,000 autos en stock sin pedidos pendientes.

Una investigación de Edmunds muestra que FCA generalmente está muy por encima del promedio de la industria en términos de tiempo que sus autos pasan en el inventario del concesionario antes de ser vendidos. Dodge, Jeep y Chrysler tienen estadías relativamente cortas en las salas de exhibición, que varían de 69 a 100 días, pero Fiat y Alfa Romeo tienen dificultades para vender rápidamente, permaneciendo en los concesionarios por más de 180 días.

Fuente: Bloomberg