El fabricante adaptó la tecnología de la RAV4 e

A pesar de que más y más conductores están inclinándose por las SUVs y crossovers, Toyota se maniene en el lado lucrativo del mercado de sedanes. Aún así, en lo que va de 2019 las ventas del Camry han bajado un 1.6%, a 285,058 unidades, mientras que las del Avalon decrecieron a 24,208, es decir un 16%.

Algunos de los compradores preferirían un vehículo de tracción total sin tener que pasarse a una SUV como la RAV4 o la Highlander. Y Toyota parece haberlos oído, ya que pronto los dos sedanes mencionados contarán con esa cualidad. Sin embargo, no se denominarán All-Trac como el Camry con tracción en las cuatro ruedas que circuló en el mercado entre 1988 y 1991.

Disponibles como modelos 2020 y 2021 respectivamente, el Camry y el Avalon se harán de un sistema de Control de Torque Dinámico similar al de la RAV4, exclusivo de los vehículos para Estados Unidos. Dependiendo del caso, el hardware enviará hasta un 50% del torque al eje trasero, y cuando la tracción total no sea necesaria, se desconecta el procedimiento para evitar el derroche de combustible.

Galería: Toyota Camry 2020 y Avalon 2021 con tracción total

La tracción total sólo está disponible con el motor a gasolina de cuatro cilindros de 2.5 litros acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. Se le atribuyen 202 caballos de fuerza para las versiones LE, XLE y SE del Camry, mientras que el Camry XSE y el Avalon XLE o Limited contarán con 205 hp y escapes dobles.

Toyota dice que el sistema fue ideado para activarse cuando sea necesario, y no le quitará espacio ni al maletero ni a los pasajeros. Claro que el hardware adicional implica un incremento de 165 libras en el Camry con respecto al modelo de tracción delantera, pero el Avalon pesa lo mismo que el de motor V6.

El Camry con tracción total estará disponible a comienzos de la primavera de 2020, y el Avalon desde el otoño.