La versión más potente podría superar los 500 caballos de fuerza.

Aunque hasta el momento solo habíamos oido rumores, el desarrollo de un seis cilndros en línea turboalimentado por parte de Fiat Chrysler Automóviles es uno de los secretos peores guardados de la industria automotriz mundial.  Sin embargo, una solicitud de patente para el diseño de ese motor es la prueba que confirma que el proyecto llamado internamente GME-T6, está en proceso, aunque en una fase preliminar.

La solicitud, descubierta por Moparinsiders, contiene croquis de un motor de seis cilindros en línea con un nuevo diseño de EGR, o sistema de recirculación de gases de escape por sus siglas en ingles, para uso en motores turbo-alimentados a gasolina. La solicitud 10,247,142, presentada por FCA US LLC muestra un motor muy similar al GME-T4 de cuatro cilindros en línea turbo, pero con dos cilindros más.

Es importante señalar que la solicitud fue presentada el 1 de noviembre de 2017, pero recién aprobada el 2 de abril de este año.

Se cree que el nuevo motor equipará a varios productos del grupo FCA tanto en América como en Europa. Podría incluir la nueva tecnología eBooster de la compañía, que promete entregar hasta un 25 por ciento más de potencia y eliminar el retraso del turbo. Moparinsiders dice que este impulsor permitirá varias opciones de potencia que van desde los 360 hasta los más de 500 caballos de fuerza. Esta última variante reemplazaría al HEMI V8 de 7.0 litros. ¿Lo veremos en algún Dodge de performance?

Será interesante ver si la reciente fusión con la el Grupo PSA de Francia, podría afectar el desarrollo de este motor de alguna manera. Al concretarse, dicha fusión creará el cuarto fabricante más grande del mundo, y retendrá, al menos en un primera etapa, la totalidad de las 13 marcas que componen a ambos grupos en este momento, lo que podría llevar a este motor a conseguir un espacio bajo el capó de alguno de los vehículo debajo de la cubierta de PSA.

Fuente: Moparinsiders