Se espera que llegue en 2023 junto a un Boxster eléctrico.

Hace algún tiempo comentamos que Porsche tenía decidido reemplazar al Boxster y al Cayman con modelos completamente eléctricos. Un prestigioso miembro del directorio de la marca, Lutz Meschke, quien confirmó la noticia a Top Gear en el lanzamiento del Taycan hace un mes. En un nuevo reporte, Car Magazine afirma tener información preliminar sobre las características técnicas de estos nuevos vehículos que esperamos para 2023.

Tanto el convertible como el cupé contarían con dos motores eléctricos cuya potencia combinada rondaría los 400 caballos de fuerza, esto los colocaría virtualmente entre el GTS y el Spyder/GT4 en términos de potencia. Ambos modelos siendo desarrollados alrededor de una arquitectura de  monocasco de aluminio, y llegarán disponibles con tracción trasera o con tracción trasera o total. La lógica nos dice que este último tendría un solo motor en el eje trasero, al igual que la versión más asequible del Taycan.

Además, el reporte menciona que tanto el Boxster como el Cayman compartirán hardware con el Audi TTE y el renacido Lamborghini Urraco. Este último se produjo entre 1972 y 1979 en la forma de un hermoso cupé 2+2 diseñado por Marcello Gandini, motorizado por un V8 ofrecido en varios niveles de potencia.

Car Magazine sugiere que Rimac podría estar involucrada en el desarrollo de los nuevos modelos, después de que Porsche decidiera expandir sus participación accionarias hasta el 15.5% de la compañía. Top Gear cree que la Plataforma Premium Eléctrica ‘PPE’ de la Macan podría ser la base del Boxster y el Cayman, además de que proyectan unos dos o tres años de convivencia entre las versiones eléctricas y a combustión de ambos modelos.

Mientras tanto Porsche no se detiene la producción de variantes del Cayman actual, con la próxima llegada de una versión GT4 RS, que ya podría haber sido espiada en fase de pruebas.