Desde luego, viene con todos los adornos y juguetes.

En líneas generales se puede decir que el trabajo de BMW con las últimas versiones en su Serie 8 ha sido un éxito. La actual generación llenó después de una inusualmente corta primera generación, con los modelos M8 y M8 Competition, como los más rápidos de la gama. A diferencia de otros esfuerzos recientes de BMW, el hermoso diseño del Serie 8 disfruta de la aprobación unánime de la crítica y el público. Este extenso video de Carvlogger en YouTube, el video-blogero visita a BMW en Amsterdam para ver qué pasa cuando ordenas un BMW M8 Competition convertible incluyendo todas las opciones posibles.

Primero vamos a lo general, el M8 Competition mantiene el motor 4.4 litros V8 de doble turbocargador que equipa al M8 estándar. ‘Competition’ refiere a un salto de potencia mediante otras piezas de performance que estiran la potencia a 617 caballos de fuerza con 553 libras-pie de torque, es decir 26 hp de ganancia e igual torque. El registro para ir de 0 a 60 millas por hora baja a 3.2 segundos. Una caja de cambios automática de ocho marchas se encarga de llevar ese poderío a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción total xDrive que también se encuentra en modelos como el M5 y permite alternar entre tracción total o trasera.

El modelo base del M8 Competition convertible en Países Bajos está disponible por unos $236,745 si nos basamos en el índice de cambio entre el euro y el dólar. Pero aditamentos como el paquete de carbono, algunos detalles de diseño, puertas de cerrado suave, el paquete M Drive, y un sistema de sonido Bowers and Wilkins Diamond, entre otros elementos, suponen un incremento de casi $46,000 en el costo. Pero si para quien ya está gastando más de un cuarto de millón de dólares en un carro, añadir lo que es esencialmente el precio de un BMW Serie 4 en opciones para satisfacer todos sus caprichos, no suena tan mal.

Fuente: Carvlogger via YouTube