Esta es una Gladiador con esteroides.

No tomó mucho tiempo después de la llegada de la Jeep Gladiator, para que muchos tuneares sustituyeran el motor original por el impulsor del Dodge Challenger SRT Hellcat de 707 caballos de fuerza (527 kilovatios). Para algunos de ellos, como Hennessey, esos 707 caballos de fuerza no son suficientes. Es así como llegamos a la Hennessey Maximus 1000 2020, una Gladiador de 1,000 caballos de fuerza (745 kilovatios) que llegará desde Texas a Las Vegas la próxima semana para participar en el show de personalización automotriz SEMA 2019.

Hennessey modificó extensamente el V8 sobrealimentado de 6.2 litros del Hellcat, que sigue acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades, para hacerlo producir 1,000hp. Primero, actualizó su unidad de control computarizada al sistema aHPE1000 propiedad del tuneador, subiendo también el torque a 933 lbs.-pie. La ECU, arnés de cableado, el radiador y el sistema de combustible son nuevos, al igual que un sistema de escape de acero inoxidable. En el área cosmética conseguimos nuevos parachoques delanteros y traseros, y luces LED. 

Hennessey también mejoró la suspensión, agregando un kit que aumenta la distancia del suelo en seis pulgadas. La Maximum se monta en ruedas de 20 pulgadas y llantas todoterreno BFG KD. Hennessey incluyo una actualización en el interior con asientos de cuero que incluyen logos de Hennessey y Maximum.

Galería: Hennessey Maximus Jeep Gladiator

Con un precio de $200,000 (incluyendo el precio de la Gladiator estándar), la Hennessey Maximus 2020 no es barata. El tuneador comenzó a construirla en julio pasado y planea producir un total de 24 unidades. Cada unidad demorará aproximadamente cuatro meses en completarse, con un ritmo de construcción de dos unidades mensuales. 

Cuando Hennessey anunció la Maximus en mayo, lo hizo publicando un trío de imágenes y la usual lista de actualizaciones y mejoras. Faltaba un video de la Maximus en movimiento. Hoy, el video que anuncia la aparición de la pickup en SEMA, nos dejo escuchar al V8 sobrealimentado y suena tan amenazante como se esperaría de la famosa compañía de Texas.