Los accionistas propietarios de FCA necesitan aprobar el acuerdo.

La junta directiva de PSA, el conglomerado automotriz francés propietario de las marcas Citroën, DS, Opel, Peugeot, y Vauxhall, aprobó un plan para fusionarse con Fiat Chrysler Automóviles, FCA.  Exor, la compañía holding que controla a FCA se reunirá en la noche del 30 de octubre para decidir si acepta o no enlazar el destino de FCA con el de PSA, según indica un reporte de CNBC.

Los detalles de la estructura del acuerdo aún no se han hecho oficiales. Carlos Tavares, el presidente de PSA sería el nuevo CEO de la compañía resultante, y mientras que el presidente de la junta directiva de FCA John Elkann, heredero de Gianni Agnelli el fundador de Fiat,  mantendría el mismo papel en la nueva organización. La compañía combinada se convertiría en el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo.

Ninguna de la partes está ofreciendo declaraciones en este momento, pero podría haber un anuncio oficial el próximo jueves 31 de octubre, dependiendo de la decisión que tome la junta directiva de Exor. De acuerdo al reporte de CNBC, ambas partes ya informaron a los entes reguladores, lo que sugiere que las compañías han establecido conversaciones concretas desde hace ya un buen tiempo. 

Hace solo horas habían surgido los primeros rumores sobre las negociaciones para la fusión de las dos compañías, y el hecho ya casi se ha concretado. Recientemente FCA mantuvo conversaciones para llegar aun acuerdo de fusión de Renault, pero las mismas colapsaron sin un acuerdo. Por su parte, el marzo de 2017 PSA adquirió las operaciones europeas de General Motors, incluyendo las marcas Opel y Vahuxhall, en una transacción valorada en $2,500 millones.  

Fuente: CNBC