¿Cómo se desempeñará el pequeño modelo eléctrico contra los compactos más potentes de Europa?

¿Recuerdas ese tweet de Elon Musk donde decía que un Tesla Model 3 iba a acelerar más rápido y se iba a conducir mejor que un BMW M3? En aquel momento Musk dijo que su compacto debería “superar a todos los vehículos de su clase en pista”. Llegó el momento de comprobarlo.

Gracias a un video de TopGear vemos al sedán eléctrico en su versión de performance enfrentarse a algunos de los sedanes compactos más rápidos y prestigiosos del mundo hoy en día. El Tesla se enfrenta al M3 pero también a un Giulia Quadrifoglio, uno de los modelos más ambiciosos de Alfa Romeo, y a un Mercedes-AMG C 63 S. 

La primera prueba fue una carrera de media milla. Al comienzo de la carrera el Model 3 saca una enorme ventaja sobre sus competidores con motor de combustión interna. Al final, muy al final, el C 63 S salva el honor de los carros a gasolina por un margen muy estrecho, demostrando que la velocidad máxima se hace valer.

La siguiente prueba es de conducción, el desafío era sencillo, ver cual de los carros sotearía curvas más rápido. El primer en salir a la pista fue el Giulia Quadrifoglio, que logró lo hizo en 1:04.04. A continuación vino el Tesla… ¡Y lo superó! Y exactamente gracias a cómo transita las curvas, sino a lo rápido que sale de ellas.

¿Qué concluye TopGear al final del video? Que las declaraciones de Musk no fueron bocanadas de humo, sino que el Model 3 cumple exactamente con lo que promete, y representa un gran paso para el mundo eléctrico. Esa podría ser la primera razón por la que Chris Harris compró uno luego de este desafío. Sólo tenemos una sugerencia: nos gustaría ver a este Tesla enfrentarse a carros de tracción total, y no solo trasera.

Fuente: TopGear