Como puedes imaginar, es rápido.

Los lunes pueden ser difíciles, así que cuando Johnny Bohmer Proving Grounds nos avisaron de que venía un nuevo video, quedamos intrigados. Cuando nos enteramos de que era un Lamborghini Aventador SVJ muy raro y extremadamente rápido haciendo una carrera de máxima velocidad, estábamos completamente entusiasmados. Luego aprendimos algo nuevo: el actual campeón de carros de producción en el Nürburgring no estaría recorriendo el tramo completo de 2.7 millas de la pista de Florida que Johnny Bohmer usa típicamente. En cambio, se tendría que conformar con solo 2.3 millas.

¿Por qué la carrera más corta? No se nos dice específicamente, pero el Aventador SVJ tiene una velocidad máxima de 217mph, lo que lo convierte en uno de los autos más rápidos que hemos visto en la pista. Cerrar a 2.3 millas deja una milla de espacio utilizable para reducir la velocidad de manera segura, y con velocidades esperadas más allá de las 200mph, sospechamos que la pista adicional era una necesidad esta vez.

Galería: Lamborghini Aventador SVJ carrera de velocidad máxima

Y vaya que el Lambo no defrauda. Hace un lanzamiento limpio, tirando casi una G de fuerza completa con su sistema de tracción total aprovechando al máximo los 759 caballos de fuerza del SVJ. El V12 de 6.5 litros con aspiración natural suena como un coro de ángeles italianos, marcando el final de una era mientras los turbos y la electrificación continúan atravesando el mundo automotriz. El gran hipercarro tira con fuerza hasta 190mph, en donde la aceleración finalmente comienza a disminuir. El progreso constante continúa más allá de las 200mph, pero la velocidad se reduce notablemente a 206 cuando parece que el Lambo está en la mejor marcha. Incluso entonces, la velocidad sigue avanzando poco a poco hasta que alcanza un máximo de 210mph en la marca de 2.3 millas.

Sí, eso es más lento que la velocidad máxima oficial de Lamborghini, pero debe tenerse en cuenta que aún estaba accelerando. Si se le da más espacio para correr, es muy posible que el SVJ sea capaz de lograr su velocidad máxima. Aún así, pasar de un punto muerto a 210mph en 53 segundos no es lento por ningún tramo de la imaginación.