El fabricante publicó nuevas imágenes de la misteriosa máquina.

Gemballa ha estado tuneando Porsches por casi 40 años y durante ese tiempo, ha trabajado en una multitud de 911s, pero también en la Cayenne, el Panamera y hasta el poderoso GT. El famoso tuneador también sabe una o dos cosas sobre la modificación de carros que no llevan el escudo de Porsche, como el McLaren 12C, el Mercedes SLR McLaren e incluso el Ferrari Enzo. Ahora, Gemballa quiere entrar al mercado de los hipercarros con su propia máquina de alta potencia.

Todavía no tiene nombre, pero hoy se han lanzado nuevas imágenes y algunas especificaciones preliminares para entusiasmarnos con este hipercarro que veremos como prototipo a principios del próximo año. Gemballa no dice específicamente que tiene un diseño de motor central, pero la cubierta trasera larga indica que el motor se instalará detrás de los asientos. Además, el capó delantero relativamente estrecho sugiere que no hay suficiente espacio debajo para un motor.

Galería: Hiper carro de Gemballa

Gemballa dice que el hipercarro con su alerón trasero gigante y tomas de aire laterales masivas inicialmente se ofrecerá con un motor de combustión, aunque que se espera que una versión híbrida llegue más adelante. Con muy pocas excepciones, la caja de cambios manual está esencialmente muerta en el segmento de autos deportivos de alta gama, pero este elegante cupé podría tener una configuración de tres pedales.

Espere un nivel de potencia similar al Bugatti Chiron, ya que Gemballa dice que llegará a 62mph en menos de 2.5 segundos. La carrera de 0 a 124mph se completará en aproximadamente 6.5 segundos, lo que lo haría 0.3 segundos más rápido que un McLaren P1.

Gemballa aún no está dispuesto a revelar qué tipo de motor impulsará el cupé, pero sabemos que entregará "considerablemente más de" 800hp en un carro que utilizará fibra de carbono para reducir la major cantidad de peso posible. Se está prometiendo un sistema de propulsión y tecnología aerodinámica "de última generación", pero el proyecto necesita el apoyo de inversores dispuestos a financiar el desarrollo, ya que se encuentra actualmente en la fase inicial de planificación técnica.

Si todo va según el plan, la producción comenzará en 2022.