Ferrari podría haber conseguido la clave para mantener la vigencia del motor V12, en esta nueva era de emisiones menos tóxicas.

Ferrari enfrenta el futuro con una nueva carta bajo la manga. Se trata de la patente de un nuevo motor V12, el cual segpún el fabricante reducirá emisiones y mantendrá la potencia. Ferrari introdujo la solicitud el 24 de abril pasado, pero la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos la publicó seis meses después, es decir el 24 de octubre pasado.

La patente describe una manera de incorporar dos métodos de combustión diferentes en el motor. Uno de ellos es inyectar una pequeña cantidad de combustible justo antes de que la bujía encienda. Ferrari explica que el incremento del flujo de aire a través de la cámara de combustión creando una mezcla de aire y combustible más caliente. “El sistema catalítico se calienta muy rápido cuando el motor arranca, y las emisiones que en ese momento son significativas, pueden reducirse”, indica la marca en los documentos de patente.

Galería: Patente de motor Ferrari

El motor también cuenta con una precámara, que se ubica sobre el centro de la cámara de combustión principal, cada una con su propia bujía. Durante la conducción normal, parte de la mezcla de aire y combustible entra a esta precámara y la bujía la enciende. “Esto se traduce en una combustión rápida con un bajo riesgo de detonación”, afirma Ferrari.

La chispa en la cámara principal de combustión opera durante el encendido o condiciones de baja carga. En este modo el motor opera bajo inyección conectada a la bujía para calentar el convertidor catalítico.

Un reporte reciente indica que Ferrari hará lo que tenga que hacer para mantener el motor V12 en su alineación. Las dibujos de las patentes muestran específicamente un motor V12, por lo que creemos que el objetivo de la tecnología descrita en la solicitud de patente, es la de es mejorar la eficiencia de este tipo de motor.