El más poderoso de todos tendrá más de 300 caballos de fuerza.

Volkswagen ha anunciado que sacará sus armas más poderosas bastante temprano en el ciclo de vida del Golf de octava generación, ya que se lanzarán un total de cuatro versiones de alta potencia en algún momento en 2020. Hemos sabido por un tiempo sobre el GTI y R, pero nosotros estamos bastante sorprendidos de escuchar que el GTI TCR para pista también se presentará el próximo año. Quizás aún más interesante es el hecho de que el GTD diesel vivirá para ver a otra generación, lo que demuestra una vez más que el Grupo Volkswagen no renuncia del todo a la potencia diésel, incluso después del sonado escándalo.

El plan para salir con un cuarteto de hatchbacks poderosos en 2020 fue revelado en el extenso comunicado de prensa publicado por VW durante el lanzamiento de la octava generación del Golf. "En el transcurso del próximo año, llegarán los modelos independientes Golf GTI, GTI TCR, Golf GTD, Golf GTE y Golf R”. Eso es todo lo que la compañía está dispuesta a revelar por el momento, pero esperamos que los modelos GTD y R se vuelvan a ofrecer como station wagons.

En el mismo comunicado de prensa, VW mencionó que la versión más potente tendrá más de 300 caballos de fuerza. No hace falta decir que están hablando del modelo R con tracción total, que se ha confirmado que recibirá un motor 2.0 TSI. Jost Capito, jefe de los autos de alto rendimiento de VW, reveló a principios de este año que el Golf insignia será "fantástico" y aumentará la potencia, pero sin entrar en detalles sobre cuál puede ser la cifra final. También dijo que un modo de drift similar al del Ford Focus RS o Mercedes-AMG A45 no está en la agenda, ni un sistema de dirección en las cuatro ruedas.

Hemos estado escuchando rumores de un Golf R Plus con entre 380 y 400 caballos de fuerza, pero nada es oficial en este momento. Se suponía que el concepto Golf R400 de 2015 entrara en producción con más de 400 caballos, pero nunca sucedió. Un posible prototipo de lo que se llamaría R420 fue descubierto hace más de un año en el Nürburgring, pero VW finalmente decidió no construirlo.

En cuanto al GTI, los prototipos camuflados han sido capturados repetidamente en el Nürburgring. Ahora que el Golf regular se reveló, no es tan difícil imaginar cómo se verá la versión de alta potencia teniendo en cuenta que VW es conocido por hacer solo mejoras sutiles para sus autos más deportivos.

Al igual que el Golf R, también se espera que el nuevo GTI sea más poderoso que el modelo saliente. Se cree que el motor de gasolina de 2.0 litros turbo ya confirmado producirá 250hp en el modelo base y casi 290hp en el GTI TCR. Este último supuestamente se convertirá en un nivel de equipamiento permanente para reemplazar al GTI Performance en lugar de ser una edición especial como ha sido el caso con el Golf 7.

En cuanto al GTD del que rara vez hablamos, estará propulsado por lo que VW denomina un motor "TDI de potencia". Su potencia no se conoce en este momento, pero seguramente tendrá más de los 150hp ofrecidos por el 2.0 TDI disponible para el Golf 8. El modelo diésel potente saliente ofrece 184hp y 280lbs.-pie (380 Nm) de torque y no esperamos cambios importantes en cuanto a potencia, pero la eficiencia aumentará y las emisiones disminuirán.

Algunos dirán que VW ya reveló hoy una versión de alta potencia del nuevo Golf con la presentación del GTE híbrido enchufable. Tiene una potencia combinada de 245hp de un motor TSI de 1.4 litros que funciona junto con un motor eléctrico y una transmisión DSG de seis velocidades. No establecerá ningún récord en el Nordschleife, pero debería ofrecer una buena combinación de rendimiento y eficiencia para aquellos que no quieren el GTD.

Como nota final, vale la pena mencionar que solo el GTI y R han sido confirmados oficialmente por VW Estados Unidos por el momento, ya que el Golf regular todavía está en consideración.