Ahora que está fuera de servicio, solo queda el Model S azul en la pista.

Informes locales indican que el Tesla Model S rojo que ha estado recorriendo el Nürburgring estuvo involucrado en un accidente que lo puso fuera de servicio.

Tesla ha estado probando al menos dos variantes diferentes del Model S en la pista icónica. Es fácil detectar los dos ya que uno es azul y el otro es rojo.

Aparentemente el Model S rojo estuvo involucrado en un accidente el viernes pasado y no se ha visto en la pista desde entonces. Según los informes, el conductor del Model S rojo, Thomas Mutsch, estaba probando el carro en condiciones húmedas y perdió el control.

Galería: Tesla Model S espiado en el Nürburgring

No hay información exacta sobre el daño. Tampoco se sabe si Mutsch resultó herido o no en el accidente. Esperamos que el piloto esté bien y actualizaremos esta publicación si llega alguna información sobre su condición.

Además, Tesla ha ajustado aún más el Model S azul al agregarle un divisor frontal y un gran alerón en la parte posterior.

Todavía no hay tiempos oficiales de recorrido para ninguno de los dos vehículos en la pista. Sin embargo, algunas vueltas anteriores cronometradas a mano pusieron la vuelta más rápida a 7:23 con Tesla alegando que debería ser capaz de reducir ese tiempo a solo 7:05 en las pruebas de este mes.