GR por donde la mires, excepto debajo del capó.

La expansión de la cartera de producto sGazoo Racing de Toyota es indetenible. Hace algunos días les hablamos de las versiones de performance del nuevo Yaris, ahora es el turno de la crossover C-HR. El único problema es que si la quieres, deberás mudarte a Japón, ya que está destinada únicamente para ese mercado.

El trabajo en la C-HR GR Sport no es solo estético, sino también mecánico gracias a un nuevo refuerzo central en el chasis que mejora la rigidez de la carrocería. No sólo eso, sino que los ingenieros de Gazoo Racing han estado jugando con la suspensión modificando los resortes, amortiguadores y barras estabilizadoras, así como su dirección y para lograr una respuesta más directa.

Galería: Toyota C-HR 2020 por Gazoo Racing

Sus grandes rines de aleación de 19 pulgadas que visten neumáticos 225/45 R19 son exclusivos de la versión, al igual que el kit de deportivo de carrocería que incluye un nuevo parachoques delantero donde se aloja una enorme parrilla que cambia la forma trapezoidal del modelo regular, por un rectángulo atravesado por una barra horizontal, junto con faros antiniebla de nuevo diseño. Escapes cuádruples y varios emblemas en el frente, los costados y la parte posterior, completan la nueva apariencia.

Abre la puerta y siéntate en el asiento del conductor de la C-HR GR Sport. Lo primero que notarás es que el volante es ligeramente más pequeño que en la C-HR estándar, está cubierto en cuero con costuras plateadas y la insignia ‘GR’. Los asientos envolventes son exclusivos de la versión deportiva, que también agrega pedales de aluminio, detalles en plateado oscuro y un botón de arranque y detención con el emblema de GR.

Disponible exclusivamente con tracción delantera, los precios de la C-HR GR Sport arrancan en ¥2,732,000 (unos $25,100) en versión S-T con transmisión manual de seis marchas y un motor 1.2 litros a gasolina. Toyota venderá la C-HR con un 1.8 híbrido con la denominación S desde ¥3,095,000 ($28,500).