Es imposible ocultar una crossover Aston Martin de color rosa brillante.

La gente de Autopista.es en España logró echarle un vistazo a la Aston Martin DBX completamente desnuda, y nos permitió compartir las fotos con ustedes. El prototipo lleva un color muy fuerte que se ve rosado o morado dependiendo de cómo lo veas.

Galería: Aston Martin DBX espiada sin camuflaje

El estilo general de la DBX se ve como el resultado del esfuerzo de un diseñador de Aston Martin en abombar y moldear un Rapide S hasta lograr la de una crossover. Una versión extra large de la parrilla típica de la marca domina el extremo frontal, y los faros delanteros tienen bordes ovalados puntiagudos. Las imágenes tienen poco resolución, pero permiten ver algunas líneas interesantes en el capó que evitan que su tapa sea una pieza plana y aburrida.

En el perfil, hay un pliegue prominente que comienza en la punta del faro y baja por el costado hasta las luces traseras. Piezas de molduras cromadas en forma de L detrás de los guardabarros delanteros contrastan con el color de la carrocería. Un ala en el techo y un alerón hacia arriba en la punta del portón trasero también son más notables desde este ángulo.

La parte posterior de la DBX incorpora salidas de escape en el parachoques trasero. La parte trasera del portón también sobresale bastante lejos de donde termina el techo, y esto podría no ser visualmente atractivo para todos los clientes.

La DBX utilizará un V8 biturbo de 4.0 litros que genera 542 caballos de fuerza (404 kilovatios) y 516 libras-pie (700 Newton-metros) de torque, con V12 entre las posibilidades futuras como segundo motor.

Aston Martin presentará a la DBX en diciembre, y las entregas comenzarán en 2020. La compañía ya está mostrando una gama de accesorios premium para la crossover, incluyendo un lujoso paquete para mascotas con una partición para perros, protector de parachoques, cojín y una lavadora portátil.