Pero no podrás manejarlo en la carretera.

Fue a principios de este año en el Auto Show Ginebra, donde el director técnico de Lamborghini, Maurizio Reggiani, admitió que el Aventador podría tener una versión final para servir como una canción de cisne para el motor V12 de 6.5 litros de aspiración natural en su forma actual, sin electrificación. No estaba hablando de lo que se convertiría en el Sian FKP 37 ya que ese es un híbrido, probablemente se refería a un carro diferente, uno que todavía llevaría el apodo de "Aventador".

Ahora nos topamos con un comentario interesante hecho por un usuario de los foros de McLaren Life, alegando que ya ordenó el misterioso Aventador. No solo eso, ya ha especificado su preciada posesión futura, mencionando que sabe una o dos cosas sobre el toro furioso en cuestión. No debe confundirse con el Aventador Superveloce Jota (SVJ) representado aquí, la versión definitiva del modelo insignia de Lamborghini supuestamente llevará el sufijo SVR.

Galería: Lamborghini Aventador SVJ

Esa sería una opción interesante teniendo en cuenta que Jaguar Land Rover ya lo está utilizando para la F-Pace SVR y la Range Rover Sport SVR, con una I-Pace SVR en camino. Por supuesto, no debemos olvidar el asombroso Miura SVR de Lamborghini, por lo que la compañía ciertamente tendría la herencia para justificar el uso de esta designación.

El Aventador SVR sería el equivalente de Lamborghini a lo que Ferrari ha hecho con el LaFerrari - FXX K, McLaren con el P1 - P1 GTR, y Porsche con el 911 GT2 RS - 935. El mismo miembro del foro afirma que el auto no será legal en carretera y solo se producirán alrededor de 40 ejemplos, y se estima que las entregas a los clientes comenzarán en 2021.

Se dice que la versión desatada del poderoso V12 entrega unos asombrosos 830hp. Eso representaría 60 toros adicionales sobre el Aventador SVJ e incluso 11hp más que el Sian electrificado. No se sabe nada sobre el torque en este punto, pero un golpe sobre las 531 libras-pie (720 Newton-metros) del SVJ parece plausible.

No sería el primer Lamborghini solo para la pista, aparte de los Gallardo y Huracán de carrera de la compañía, todos deberíamos recordar el fantástico Sesto Elemento 2010. Retrocediendo más, también estaba el Diablo GTR, por lo que un nuevo Lambo restringido a la pista complementaría muy bien a sus impresionantes predecesores.