Nada puede vencer a un sedán de tracción trasera.

Fiat Chrysler Automobiles está arrasando con sus modelos de performance de dos y cuatro puertas. En el tercer trimestre de 2019, el Dodge Challenger, superó las ventas de sus rivales, el Ford Mustang y el Chevrolet Camaro. El Challenger fue único de los tres vehículos cuyas ventas experimentaron crecimiento durante el periodo, y según FCA el Challenger tuvo ayuda de su compañero de cuadra, el sedán Charger.

Hablando con MuscleCarsAndTrucks, el gerente de mercadeo del Dodge Charger (y del Chrysler 300), Ashton Muñoz, dijo que el Charger todavía atrae a clientes de otros segmentos y, lo más sorprendente, algunos de ellos provienen del decreciente ámbito de los muscle cars cupé.

“Vemos a mucha gente venir de un Mustang o un Camaro”, comentó Muñoz. “El Charger es un sedan, pero los compradores tradicionales de los cupé le dan una oportunidad. Nuestra teoría es que tuvieron uno de esos carros durante años y luego llegan a una etapa de vida familiar les impone la necesidad de más espacio, pero a la vez quieren mantener algo de diversión. Para eso está el Charger”, explicó.

Es aún más curioso ver clientes con sedanes más menos ostentosos como el Avalon de Toyota, el Taurus de Ford, o el Impala de Chevrolet, no se sienten interesados por la performance de un vehículo como el Charger. Pero hay gente que adopta el sedán de Dodge viniendo de algo tan disímil como una pickup Ford F-150.

No vemos muchas conquistas de sedanes grandes", comentó Muñoz. "Lo principal son los muscle cars y las pickups, como la F-150, y la Silverado . . . Mustang, Camaro y F-150 son nuestra mejores conquistas.”

Toyota quiere un pedazo del mercado de sedanes de performance, y para eso presentaron el nuevo Avalon TRD. Muñoz no cree que el sedán japonés tenga ninguna oportunidad contra el Charger. “En cuanto a performance, solo mejoraron el escape y apretaron la dirección y la suspensión. Pero aún es un carro de tracción delantera. El Charger es el único carro de tracción trasera en ese segmento”.

Galería: Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020: primera experiencia