¿Se tratará de un nuevo motor rotativo? ¿O de un nuevo conductor de desarrollo?

Sí, esa no es la primera vez que vemos un prototipo de Mazda RX-8 en Nurburgring: vimos el mismo auto de prueba este verano y uno muy similar hace casi dos años. Nos sorprende ver que la marca dando vueltas en esa psita con ese modelo, por lo que la pregunta es ¿qué está haciendo Mazda con el RX-8?

Podría tratarse del desarrollo de un nuevo motor rotativo. Las imágenes de principios de 2019 muestran que Mazda probablemente esté trabajando en eso, pero no hay indicios de que tal motor se encuentre bajo el capó del prototipo que vimos en Nurburgring. Y es posible que el camuflaje en el frente de RX-8 esté allí más para despistarnos que para esconder alguna novedad técnica. 

Teniendo en cuenta que este es un viejo auto de prueba, hay una segunda hipótesis que nos parece tan o más razonable que la primera. Según un usuario el YouTube MrZed0815, la 'L' en la ventana trasera indica que el automóvil esta siendo conducido por un piloto de desarrollo, en proceso de entrenamiento. El prototipo no presentaba la 'L' cuando se espió en julio de este año.

Las especulaciones más osadas sugieren que Mazda está trabajando en un nuevo carro con motor rotativo que lanzaría en 2021. Pero vemos nada en este prototipo que apunte en esa dirección. Además se espera que hecho el próximo motor rotativo de la marca se use como un extensor de autonomía de modelos híbridos enchufables, hace la teoría menos probable. La certeza es que este RX-8 mantendrá las aguas turbias por un buen tiempo.