Podría compartir su plataforma con el Porsche Taycan.

Hace más de una década que estamos oyendo que Lamborghini produciría una versión de calle del concepto Estoque y aún no hemos visto un Lamborghini sedán. La fiebre por las crossovers hizo posible que Sant’Agata Bolognese produjera una SUV, la Urus, pero del sedán no hay ni el rastro.

Galería: Concepto Lamborghini Estoque 2008

Sin embargo, Lamborghini ha manifestado repetidamente su interés en agregar un cuarto modelo a su línea regular compuesta por el Huracan, el Aventador y la Urus. Según Autocar se tratará de un sedán, que le daría las espalda al V8 de 5.2 litros de aspiración natural, al V12 de 6.5 litros y al V8 biturbo de 4.0 litros del fabricante, en favor de un tren motriz de cero emisiones que estaría basado en la plataforma J1 que sustenta al Porsche Taycan y al Audi E-Tron GT.

Aunque no hay confirmación oficial, pero el jefe de investigación y desarrollo de Lamborghini Maurizio Reggiani, señaló que todo podría volverse realidad a mediados de la próxima década, por lo que al fin podríamos llegar a ver un Lamborghini eléctrico. Si pensamos en que aún faltan varios años e imaginamos una mejora progresiva en la autonomía de las baterías, quizás podamos soñar con un vehículo capaz de recorrer más de 350 millas con una sola carga para entonces.

Pero estamos hablando de Lamborghini, donde la alta potencia potencia es la máxima prioridad, por lo que Autocar anticipa que un carro que tarde más de 3.0 segundos en acelerar de 0 a 60 millas por hora, sería inaceptable para los clientes del fabricante.

Para llegar al mercado en 2025, Reggiani le dijo a Autocar que el trabajo en el modelo eléctrico tendría que comenzar a más tardar en 2021. La revista sugiere que el estilo se inspirará en el Estoque con "un diseño más maduro" en línea con la Urus y no con los modelos deportivos.

Galería: Lamborghini Asterion podría llegar a producción

Lamborghini recientemente empezó a explorar el mercado electrificado con el Sian FKP7, con el primer supercondensador para hibridación combinado con el motor V12 del Aventador. Si bien el Sian es el primer automóvil de producción de la compañía en ser electrificado, Lamborghini ha estado trabajando en trenes motrices híbridos desde 2009, con el concepto híbrido enchufable Asterion de 2014 (en la foto de arriba) con 897 caballos de fuerza como su primer resultado concreto.  Tres años más tarde, el concepto Terzo Millennio de cero emisiones abandonó por completo el motor de combustión interna, para adoptar una configuración de cuatro motores eléctricos. También espramos que tarde o temprano, la SUV Urus obtenga un tren motriz híbrido enchufable.

Fuente: Autocar