Potencia estándar versus tuneada.

En el mundo de las carreras, hay un puesto muy especial para el McLaren 720S. Es uno de los carros con aceleración más rápida del mundo en forma estándar, uno que hemos visto superando a todo tipo de superautos, deportivos y SUVs. Casi ningún otro auto en el planeta puede competir con él en forma puramente de fábrica. Por supuesto, ese no es el caso con autos modificados como el McLaren 600LT tuneado por Hennessey. Sí, tiene que comprar otro McLaren y tunearlo para tener una posibilidad de ganarle a un 720S estándar.

Para demostrar las capacidades de su 600LT, Hennessey lo llevó al campo de pruebas de Pennzoil, donde se encontró con un 720S estándar para una carrera. Más precisamente, una serie de carreras, que incluyen batallas de inicio rodante y un duelo desde cero. Pero echale un vistazo a los números primero.

En forma estándar, el 600LT produce 592 caballos de fuerza (441 kilovatios) en la manivela, lo que garantiza que puede bombardear a 60 millas por hora desde un punto muerto (0 a 96 kilómetros por hora) en menos de tres segundos. El carro en el video es el 600LT personal de John Hennessey, que ha sido modificado con un nuevo sistema de escape y un nuevo software para producir una potencia de 658 caballos de fuerza (491 kilovatios) en las ruedas.

El 720S genera 710hp (530 kW) en la manivela de su motor V8. Hennessey midió el auto en su dinamómetro a principios de este año y descubrió que la potencia en las ruedas es de 675.8hp (503.94 kW), lo que se traduce en una pérdida de la transmisión de 4.82%. Y eso ya es impresionante.

Con el 720S teniendo una ligera ventaja en términos de potencia, ¿qué piensas? ¿Qué McLaren va a ganar esta carrera cerrada? Mira el video en la parte superior para ver que pasa y déjanos saber en la sección de comentarios si está sorprendido.