Bose nunca ha metido tantos parlantes dentro de un carro de dos plazas.

Chevrolet y Bose se unieron por primera vez en 1984 en ocasión de la llegada del Corvette C4, y desde entonces han colabrorado en los sistemas de sonido premium del superdeportivo estadounidense. La compañía con sede en Massachusetts también ha desarrollado una amplia gama de sistemas de sonido adaptados a otros productos de GM, incluyendo el impresionante Bose Panaray del CT6 con 36 altavoces dentro de la cabina.

El último producto de Bose ha sido diseñado específicamente para el Corvette C8, donde se han instalado un total de 14 altavoces, lo que la compañía describe como el sistema más fuerte y claro instalado en un carro de dos asientos. Chevy Dude en YouTube decidió grabar un video señalando uno a uno los 14 parlantes dentro del nuevo Corvette, inclusive los que están ocultos en los paneles de las puertas.

2020 Chevrolet Corvette C8 audio system by Bose
2020 Chevrolet Corvette C8 audio system by Bose

Disponible como opción en los niveles de acabado 2LT y 3LT, el nuevo sistema de sonido diseñado para el Corvette de octava generación tiene un altavoz de amplio rango y un tweeter en cada puerta donde Bose también ha integrado un woofer de 10 pulgadas para bajos adicionales. Las esquinas superiores del tablero tienen dos altavoces más y hay otro en el centro, lo que lleva el contador a nueve. Para permitir una experiencia de 360 ​​grados, Bose también ha agregado un par de altavoces en los pilares B y un altavoz final entre los asientos, en el nivel del reposacabezas.

Esos altavoces ocultos mencionados por Chevy Dude, son en realidad los woofers antes mencionados que han evitado la configuración convencional de la caja de graves debido a la falta de espacio dentro del Corvette. Bosé usó la estructura de la puerta como una gran caja de resonancia, con una superficie acolchada en reemplazo de la rejilla tradicional.

El Bose Performance Series no solo es una mejora en relación al sistema estándar de 10 altavoces del Corvette, sino que también hará un doble papel ya canalizará el ruido del motor realzado artificialmente a través de la cabina. En un correo electrónico a Motor1.com, Chevrolet explicó el razonamiento detrás del uso de esta polémica técnica: “Nada de lo que sale de los altavoces sonará como un motor por sí mismo. Confiamos en el motor para toda la producción de su sonido, pero dados las necesidades de paso y las múltiples cavidades entre los bajantes y las puntas de escape, algunas frecuencias se pierden y deben ser suplementadas".