La colisión más costosa de los últimos tiempos, tuvo lugar en la difícil curva 1 del circuito de Monza.

Durante un día de pista en Monza un Porsche 911 GT2 RS golpeo por detrás a un Pagani Huayra BC, con consecuencias desastrosas para ambos vehículos.

El choque se produjo en la legendaria chicana de la curva 1 en el circuito del Gran Premio de Monza. En esa zona es de vital importancia tener y saber usar una buena capacidad de frenado, ya que se llega a ella después de un larga y muy rápida recta.

 

Desafortunadamente, el conductor del Porsche entró a la curva demasiado rápido chocando de lleno contra el lado derecho del Pagani. El Porsche 911 GT2 RS requiere un conductor experto para poder controlar semejante performance. 

Por lo que vemos en el video, el conductor del Porsche 911 parece haber salido ileso del incidente, ya que abre la puerta de su vehículo antes de detenerse totalmente, otra enorme imprudencia que demuestra poca preparación para manejo en pista

Actualmente no tenemos información sobre el conductor del Pagani Huayra BC. Después del impacto con el 911, la puerta del Huyra se abrió a la fuerza, lo que da cuenta de las enormes daño sufrido por el hipercarro.

Por más que nos entristezca ver dos máquinas increíbles como estas totalmente destruidas, esperamos que ambos conductores estén bien y que su equipo de seguridad los haya protegido. Este es un recordatorio muy gráfico de la necesidad de instruirse adecuadamente antes de salir a manejar un carro en una pista a altas velocidades.