Este era esencialmente un carro de carreras para las vías públicas.

Nombre: Jaguar XJR-15
Debut: 1990
Especificaciones: V12 6.0 litros, 450 caballos de fuerza (336 kilovatios)
Precio: casi $1 millón

Una leyenda olvidada

Cuando pensamos en supercarros de Jaguar el primero que viene a la mente es el legendario XJ220, pero el XJR-15 que debutó solo dos años antes, también merece reconocimiento. Al momento de su lanzamiento era lo más cerca de poder manejar un bólido de Le Mans en las vías públicas, y con solo 53 ejemplares construidos eran difíciles de ver aún cuando eran nuevos. 

La creación del XJR-15 es, en si misma, un interesante capítulo de la historia de Jaguar. Tom Walkinshaw Racing colaboró con Jaguar en los años 80, logrando un gran éxito en los campeonatos de resistencia, y llegando incluso a ganar las 24 horas de Le Mans en 1988 y 1990. La idea de crear una versión de calle del carro campeón de Le Mans se impuso rápidamente. Peter Stevens, el diseñador de McLaren F1 creo la larga y fluida figura del XJR-15's, el cual se convirtió en el primer vehículo de producción en contar con una carrocería y estructura totalmente hechas de fibra de carbono. Esto le permitió a Jaguar un bajísimo peso de solo 2,300 libras (1,060 kilos).

Galería: Jaguar XJR-15

La sencilla cabina del XJR-15 delata su origen como máquina de competencia. Jaguar dejó la fibra de carbono expuesta en todos los paneles, pero a los compradores se les permitió optar por opciones como tapicería de cuero y aire acondicionado. Sin ningún tipo de material aislante, la cabina del XJR-15 era increíblemente ruidosa, por lo que Jaguar lo dotó de un sistema intercomunicador audífonos y micrófonos, permitiendo al conductor hablar con su pasajero. 

El V12 de 6.0 litros con aspiración natural y la configuración de la suspensión, eran muy similares a los que se encontraban en el carro usado por Tom Walkinshaw Racing en las competencias. El motor aceleraba al XJR-15 de 0 a 60 millas por hora (96 Km/h) en 3.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 191 mph. Los compradores podían optar entre dos transmisiones manuales, una no sincronizada de seis velocidades y una sincronizada de cinco velocidades. 

Hay que oírlo para creerlo

Leer sobre el XJR-15 y ver sus imágenes es una cosa, pero escuchar los rugidos de su V12 de 6.0 litros explica por qué este Jaguar es un carro tan especial.  En el primer video de abajo se ve al corredor británico Tiff Needell tras el volante del XJR-15 en un episodio de Top Gear en 1991.

Este segundo video ofrece la perspectiva de alguién que tiene la suerte de poseer un XJR-15 y de poder manejarlo en las vías públicas.