Los libros de pedidos ahora están abiertos y se cerrarán a fin de mes.

Respondiendo a la demanda popular, Lincoln trae de regreso la opción de puertas traseras con bisagras posteriores, también conocidas como 'puertas suicida', para su Continental 2020. Las unidades que utilicen estas puertas serán parte de una edición limitada, que a su vez será la continuación de la edición de 80 unidades '80th Anniversary Edition' con que Lincoln celebró los 80 años del Continental. La 80th Anniversary Edition se vendió en su totalidad a las 48 horas después de haberse abierto el libro de pedidos, lo que probablemente le dio a Lincoln la confianza suficiente para continuar la serie, que en si misma es un homenaje al Lincoln Continental construido entre 1961 y 1969.

La Coach Door Edition, como será conocida esta nueva edición del Continental con puertas suicida, comienza como un Continental Black Label equipado con el motor V6 biturbo de 3.0 litros de 400 caballos de fuerza, 400 lbs.-pie de torque, así como con tracción total. Lincoln expande la distancia de ejes del modelo en 6 pulgadas, lo que hace maravillas por su aspecto general pero también requiere de refuerzos estructurales y de un nuevo techo. Las nuevas puertas implican cambios importantes en la estructura de los cuartos traseros de la carrocería.

Mientras que la versión Black Label regular cuesta un poco menos de $77,000 antes de las opciones, el Coach Door Edition llega con un precio de $115,470. Los clientes pueden elegir entre los colores exteriores: Negro Infinite, Blanco Metálico Pristine o Azul Chroma Crystal, además de un paquete monocromático, siempre que opten por el tono negro o blanco. En el interior, puede escoger entre Alpine/Chalet o Negro Jet/Thoroughbred, pero este último no se puede tener con el color exterior azul.

Galería: Lincoln Continental Coach Door Edition 2020

Sin duda, las puertas suicidas son lo más destacado en estala edición especial, pero los ajustes dentro de la cabina también son notables. La consola central de longitud completa del sedán de lujo incorpora una mesa para pasajeros traseros, junto con dos soportes para una tableta o una computadora portátil y una plataforma de carga inalámbrica. Aquellos que se sientan en la parte trasera también pueden usar uno de los dos puertos USB y una toma de corriente de 110V, mientras que la pantalla de cuatro pulgadas les brinda acceso a la configuración del control climático.

El Lincoln Continental Coach Door Edition también se destaca del Continental regular por una placa de identificación en la parte trasera de su gran consola central, así como por los estribos de  aluminio iluminados en los umbrales de las puertas traseras de aluminio. y un paraguas montado en la puerta trasera.

Lincoln ya está aceptando pedidos para el 2020 Continental Coach Door Edition y continuará hasta fin de mes. Se fabricarán alrededor de 150 autos, y las entregas comenzarán la próxima primavera.