¡Ya era hora!

Hace un mes, se reportó que Cadillac retrasará las entregas del CT6-V debido a problemas no especificados con las emisiones del modelo. Aparentemente el problema fue resuelto y la marca está comenzando a entregar las primeras unidades de su sedán de alta potencia. Cadillac de Norwood publicó en Facebook fotos de un CT6-V negro ordenado especialmente para uno sus clientes principales. Lo que confirma que las entregas están siendo llevadas a cabo.

Galería: Cadillac CT6-V 2019 en una tienda

Los libros de pedidos para el modelo 2020 ya están abiertos, lo que significa que deberías poder solicitar un CT6-V en cualquier momento. El precio inicial subió de $88,790 a $92,790, para el modelo 2020, pero tenemos la suerte de ver el sedán a la venta después de un difícil 2018. Las 275 unidades producidas como modelo 2019 están agotadas, según CadillacSociety tampoco quedan unidades del modelo 2020. No se sabe si hay producción adicional planificada por el momento.

Debajo del capó del CT6-V hay un motor V8 4.2 litros exclusivo de Cadillac. Llamado Blackwing, este motor produce 550 caballos de fuerza y 627 libras-pie de torque, alcanzando las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de 10 velocidades y a su sistema de tracción integral. Todo este portento mecánico es mantenido a raya gracias a un juego de frenos de performance Brembo.

'

Desafortunadamente, el futuro del CT6 sigue siendo un miesterio en este momento. Hay muchas posibilidades de que el CT6-V sea el modelo de despedida del sedán, ya que General Motors planea reestructurar la marca en el futuro cercano. Sabemos con certeza que el CT6, junto con el Chevrolet Impala, seguirán siendo producidos en la planta del GM en Detroit-Hamtramck hasta enero del próximo año. Lo que suceda después, es un misterio.