No hay sorpresas aquí.

Se suponía que el McLaren P1 GTR era la versión solo para la pista del hiper carro híbrido del fabricante. Sin embargo, a los propietarios no les gustaron esas opresivas reglas de operación y decidieron convertir sus máquinas en carros legales para la carretera, dándoles la libertad de ir a donde quisieran. Uno de esos McLarens legales llegó a Carlink International, una compañía que se especializa en autos de alta gama, donde Mr JWW de YouTube tuvo la oportunidad de scar al P1 GTR legal a la carretera por primera vez, llevándolo a la autopista.

El carro carece de muchas de las comodidades que los super autos de hoy en día disfrutan, como ventanas laterales de vidrio, aislamiento y amortiguación acústica. El P1 GTR no tiene ninguna de esas cosas, lo que lo hace bastante ruidoso en la famosa autopista alemana. El proceso de conversión agregó necesidades legales, tales como las placas, al tiempo que dejó algunas características específicas de la pista, como las luces antiniebla traseras y la entrada de aire para los conectores de la parte inferior.

Alimentando al P1 GTR está el V8 3.8 litros de doble turbo de McLaren que produce 986 caballos de fuerza (735 kilovatios) gracias a la asistencia híbrida. La conversión de carro de carrera a carro de carretera vio la instalación de un sistema de escape posventa. El auto es capaz de alcanzar 225 millas por hora (362 kilómetros por hora) mientras que corre de 0 a 60mph (96 kph) en 2.4 segundos.

El interior del P1 GTR es impresionante. La fibra de carbono desnuda está en todas partes; sin embargo, es el volante desmontable con su gran cantidad de botones interruptores y las ventanas laterales deslizantes de Lexan que consolidan el pedigrí de carreras del GTR. Hay muchos autos que desdibujan la línea entre un carro de carretera y un carro de carrera, y a los fabricantes también les gusta jugar en ese espacio. McLaren hizo eso con el P1 y P1 GTR. Los clientes lo llevaron al siguiente nivel.