La marca bate su propia marca al superar el registro logrado por Agera RS el 4 de noviembre de 2017.

Hace casi dos años Juan Pablo Montoya estableció un récord con al Bugatti Chiron de 41.96 segundos, para la carrera de 0 a 400 kilómetros por hora (249 millas por hora) y de vuelta a 0. Este fue sin ninguna duda un registro asombroso, pero el fabricante sueco Koenigsegg no se quedó de brazos cruzados, y en poco tiempo superó hazaña al cronometrar 36.44 para la misma carrera con su modelo Agera RS. Para echarle sal en la herida de Bugatti, un mes después el mismo modelo pulverizó el récord con un tiempo de 33.29 segundos.

En septiembre de 2019 Koenigsegg volvió a batir la marca. Pero no con el Agera RS, sino con el Regera.  Con el piloto de la fábrica Sonny Persson tras el volante, el hipercarro híbrido enchufable completó la carrera de 0-249-0 mph, en el aeródromo de Råda en Suecia, en sólo 31.49 segundos, es decir casi dos segundos más rápido que el récord establecido hace dos años.

Koenigsegg detalló que el Regera aceleró de 0 249 mph (400 Km/h) en 22.87 segundos, mientras que los restantes 8.6 segundos se emplearon para frenar a 0. El hipercarro alcanzó las 250 mph en 23.65 segundos y frenó en 8.83.

Christian von Koenigsegg dijo que el Regera había logrado “un par” de récords mundiales. El jefe de la compañía sueca también manifestó que si bien la velocidad máxima oficial del Regera de 250 millas por hora no es nada despreciable, el vehículo ya había logrado suprarla con comodidad, lo que nos dice que es probable que Persson estuvo explorando los límites del Regera.

Koenigsegg todavía tiene más trabajo por delante si aspira a batirla la marca de velocidad establecida por el Bugatti Chiron SuperSport 300+, el modelo primer modelo de producción en alcanzar y rebazar las 300 mph, cin un registro de 304 mph. Aunque este modelo era técnicamente un prototipo, la producción posterior de una serie de 30 unidades legitima el récord, a pesar de que las mimas contarán un limitador electrónico de velocidad máxima fijado en 273 mph. Bugatti dejó filtrar que los clientes que viajen a la pista de Ehra-Lessien podrían desactivar el limitador allí para tratar de alcanzar el récord. Bugatti cree que el Chiron ‘de cola larga’, que es como se conoce al modelo, puede pasar las 304 mph.

De todos modos, Koenigsegg tiene un plan B: si el Regera no puede destronar al Chiron SuperSport 300+, ya han avisado que están trabajando en una versión del Jesko capaz de alcanzar las 300 mph.