No es que Chevrolet se haya vuelto avara, el problema es que la versión básica LS fue descontinuada.

Quienes por algún inexplicable motivo quieran comprar un Chevrolet Impala 2020, van a tener que pagar más de lo que pensaban. Un nuevo informe de Cars Direct dice que el precio inicial del modelo próximo a desaparecer acaba de subir $3,600. Esto hace que el Impala más barato comience en $32,495, excluyendo el cargo de destino. El incremento se debe a que Chevrolet eliminó la versión básica LS para 2020, sólo las versiones LT o Premier con motor V6 quedan disponibles. El motor cuatro cilindros de 2.5 litros sobrevivirá la llegada del nuevo año.

La idea parece difícil de creer, sobre todo si consideramos que los sedanes están perdiendo más y más terreno en el mercado. Pero Kevin Kelly, portavoz de Chevrolet, explicó que las versiones LT y Premier representan alrededor del 90 por ciento de las ventas totales del Impala. El LS no se vende bien, y ya que la producción terminará el próximo mes de enero, tiene sentido que Chevrolet quiera fabricar los niveles más populares.

El nuevo precio inicial más alto del Impala crea un enigma para la marca y los consumidores conscientes de los costos. El Impala 2020 es más caro que el Buick LaCrosse 2019, como señala Cars Direct. Comienza en $30,495, lo que podría hacer fruncir el entrecejo de posibles compradores. Pero al mismo tiempo el Impala LT 2020 es en realidad $5 más que el 2019, mientras que el Premier mantiene el precio del modelo 2019 de $37,595.

Este será el tercer fin del Impala. La producción comenzó para el modelo 1958 y continuó hasta 1986, la primera vez que GM cortó la producción. Regresó en 1994, pero solo hasta 1997. Luego, en 2000, GM lo resucitó por segunda vez para ser eliminado en 2020. No descarten verlo de regreso en algún momento.

Fuente: Cars Direct