Estas vías rectas eternas sin límites de velocidad son el paraíso para los carros de lata potencia.

En términos de potencia el Dodge Challenger SRT Hellcat es probablemente uno de los autos estadounidenses más espectaculares de todos los tiempos. Hemos visto el muscle car en acción en muchas pruebas de aceleración, arrasando con sus rivales en carreras en línea recta. Pero, ¿qué pasa si el Hellcat llega a una sección sin restricciones de la carretera?

Bueno, el YouTuber AutoTopNL de Youtube nos da una muestra. Y aún mejor, podemos ver la carrera de desde el punto de vista del conductor, lo que nos lleva a la experiencia de alcanzar velocidades emocionantes en una carretera pública.

Galería: Dodge Challenger Hellcat 2017

Pero antes, démosle un vistazo a las virtudes del Dodge. En su estado más manso, también conocido como ‘Llave Negra’, la producción del V8 Hemi sobrealimentado de 6.2 litros del Hellcat está restringida a alrededor de 500 caballos de fuerza (373 Kw).

Sin embargo, cuando se enciende usando la llave roja libera, el sistema libera todo el potencial del Challenger Hellcat, con todos y cada uno de sus 717 caballos de fuerza (535 Kw) y sus 656 lbs-pie (889 Nm) de torque. Puedes verlo en el video cuando el conductor ingresó al vehículo y arrancó el motor. Honestamente, no podemos evitar sonreír cuando vimos la notificación de la tecla roja en el grupo de instrumentos.

En el video, se puede ver que el Challenger Hellcat alcanzó una velocidad máxima de 168 millas por hora (270 kilómetros por hora) según su indicador. No es tanto comparado con la velocidad máxima que le atribuye Dodge de 199 mph (320 Km/h) pero, alcanzar la velocidad máxima es más que es más fácil de decir que hacer, ya que a pesar de la falta de límites de velocidad aún se trata de una carretera pública.

La estabilidad que el Challenger muestra a altísimas velocidades es admirable. La vibración era mínima, lo que quizás se puede deber en parte a la magia de la postproducción. Sin embargo, estamos bastante seguros de que fue muy divertido porque, francamente, un Challenger Hellcat más una carretera recta sin límite de velocidad es una combinación increíble. ¿De acuerdo?