Porque todo Nissan debería tener una versión NIsmo

Ya sea que la ames o lo odies, no hay duda de que la Nissan Juke hace a su fabricante merecedor de un fuerte aplauso por atreverse a ser diferente. En el increíblemente competitivo mundo de las crossover compactas, la pequeña Nissan resaltó prominentemente desde el primer día, ya sea para bien o para mal. En Estados Unidos el veredicto fue definitivamente 'para mal' ya que la Juke fue retirada en 2018, y sustituida por la Nissan Kicks una minicrossover con un estilo completamente inofensivo. En Europa sin embargo, la ventas saludables de la Juke abrieron paso a una nueva generación, que aún mantiene un estilo muy peculiar pero con algo más de simetría.  

La opinión generalizada es que el diseño de la nueva Juke representa un mejora evidente, lo que nos puso a pensar en otras maneras de mejorarla aún más. Inexorablemente, nuestras mentes nos llevaron a Nismo, la división de performance de Nissan, que ocasionalmente le da su toque mágico a modelos de calle como los 370Z y GT-R, y que hizo un excelente trabajo con la Juke original. ¿Qué mejor que un toque deportivo para realzar el espíritu juvenil de la Juke? En vez de esperar que Nissan ponga manos a la obra Nissan decidimos pedirle nuestros diseñadores que nos dieran su visión de una nueva Juke Nismo, el resultado es la imagen que encabeza esta nota.

Nissan ya le había dado un sabor muy deportivo al diseño original de la Juke, por lo que centramos nuestra atención en el frontal del vehículo. Agrandamos las entradas de aire en las esquinas externas inferiores y los nichos de las luces para niebla. Todo el conjunto es algo más bajo gracias a un nuevo alerón inferior con borde rojo, lo que nos permitió hacer que los guardafangos frontales terminen más cerca del pavimento creando bordes cuadrados que acentúan las entradas de aire esquineras. Le dimos al carro un tratamiento monocromático donde todo es blanco o negro, con excepción de los paneles de estribo y el borde del alerón inferior, ambos en color rojo, a fin de resaltar el factor deportivo. Extendimos el color negro del los pilares traseros por todo el techo flotante hasta el capó, y por supuesto le dimos unos estupendos rines de aleación.

¿Mejoramos el aspecto de la nueva Juke o debimos haberla dejado en paz? Comparte tu opinión en la sección de comentarios.