Aunque en 2007 el Reventón anticipó el diseño del Aventador llegado 2011, el Sian no anticipará ningún Lamborghini futuro.

El Sian sobresale del resto de la línea de Lamborghini por muchos factores, entre ellos  su tren motriz híbrido, pero el más importante es sin duda su impactante diseño que luce como el de ningún otro Lamborghini que conozcamos. Un nuevo reporte de AutoCar indica que es precisamente así como Lamborghini planea mantener las cosas. 

En una entrevista con la publicación automotriz británica durante el Auto Show de Fráncfort, el director de diseño, Mitja Borkert, respondió diciendo "eso es un claro no", a la pregunta sobre si el Sian era un adelanto del lenguaje de diseño que informaría al sucesor del Aventador. No es lo que nos hubiera gustado contarte, las líneas del Sian son especialmente atractivas. También es contrario a la práctica empleada por la marca. En 2007 por ejemplo el Lamborghini Reventon, anticipó el lenguaje del Aventador, que llegó en 2016 como reemplazo del Murciélago.

Si esperabas que el Sian fuera un avance del diseño del carro que eventualmente reemplazará al Aventador, lamentamos la decepción. Pero es oficial, el sucesor del Aventador no tendrá lazos visuales con el primer Lamborghini híbrido.

Limitado a 63 unidades ya todas vendidas, el Sian está equipado con un motor V12 de 6.5 litros complementado por un motor eléctrico, trabajando juntos para producir más de 800 caballos de fuerza. El resultado es un tiempo de aceleración de 0 a 62 millas por hora de solo 2.8 segundos, y una velocidad máxima que supera las 200 millas por hora.

En resumen, el Sian diabólicamente rápido. También, con un precio de al menos $3.5 millones, es diabólicamente caro. En el lado positivo, hay que tener en cuenta que el dinero es invertido en un carro que mantendrá su condición de vehículo exótico y exclusivo por muchos años.

Fuente: AutoCar