El retador de Toyota y Aston Martin ya está listo.

Scuderia Cameron Glickenhaus ya había mostrado sus intenciones de competir en pista. Ahora, su accionista principal el productor de Hollywood James Glickenhaus, dio un paso concreto mostrando las primeras imágenes del hipercarro con el que ingresará al Campeonato Mundial FIA de Resistencia.

El destino de este vehículo, que muy probablemente termine llamándose SCG007, será la nueva clase para hipercarros, aprobada por la Federación Internacional del Automóvil para el Campeonato Mundial de Resistencia, o WEC por sus siglas en inglés, cuya carrera emblemática son las legendarias '24 Horas de Le Mans'. Esta nueva categoría tomará el lugar que ocupó hasta ahora la competencia entre prototipos que compone la división tope LMP1 del WEC. 

El estreno de esta clase está confirmado para la temporada 2020/2021, posiblemente bajo el nombre de ‘Hypersport’. Cada fabricante que quiera participar deberá contar en las calles con al menos 20 unidades del hipercarro con el que pretenden competir, a fin de que la FIA lo homologue, y permita el ingreso en la competencia del modelo para pista.

 

El vehículo de Scuderia Cameron Glickenhaus está siendo desarrollado en Italia por la firma Podium Advanced Technologies. De momento, el plan es construir los 20 carros de calle requeridos y dos unidades para competir. La visualización mostrada por James Glickenhaus deja ver su inspiración en los bólidos que disputaban este campeonato en la década de 1960. Más abajo puedes ver renders previos que ya daban los primeros indicios sobre la apariencia del SCG007.

Al ser consultado por el sitio DailySportsCar sobre un posible proveedor de motores, Glickenhaus evitó dar precisiones. Lo que sí se sabe es que seguramente se trate de un impulsor doble turbo de 3.0 litros. El reglamento técnico del WEC le permite a estos hipercarros una potencia máxima de 750 caballos de fuerza, de los cuales hasta 270 pueden provenir de un motor eléctrico.

Galería: Scuderia Cameron Glickenhaus SGC007 LMP

Scuderia Cameron Glickenhaus es el tercer fabricante después de Toyota y Aston Martin que confirma de manera oficial su ingreso a este certamen que se renovará por completo en 2020. La marca japonesa planea sacar a pista el GR Super Sport (hasta ahora el único contendiente híbrido), mientras que desde Gaydon apostarán todo por el Valkyrie, que ya se mostró en público.

ByKolles, un equipo que ha participado en la clase LMP1 en los últimos años, admitió públicamente su intención de desarrollar y construir un hipercarro que los habilite para permanecer en el WEC. Brabham Automotive también dijo a DailySportCar que están evaluando tomar el mismo camino.