No manejes tu Gladiator si sientes vibraciones o escuchas ruidos provenientes del área trasera.

La Jeep Gladiator no deja de generar noticias. Hace una semana reportamos unas excepcionales ofertas de lease para el modelo, la cuales lamentablemente ya no están vigentes. De hecho al momento de escribir estas líneas es difícil comprar una Jeep Gladiator, ya que un recall por problemas con el eje de la transmisión obligó a Jeep a detener las ventas de las unidades afectadas de la popular pickup hasta que las mismas sean reparadas.

La semana pasada Fiat Chrysler Automóviles (FCA) reportó el problema a la Administración Nacional de Seguridad Vial, NHTSA por sus siglas en inglés, informando que estaba llamando a revisión voluntariamente un total de 3,427 Gladiators, por la posible fractura del eje de transmisión trasero. Los vehículos afectados fueron construidos entre el 15 de diciembre de 2018 y el 25 de junio de 2019. FCA estima que solo el 5% de las pickups producidas entre esas dos fechas necesitarán ser reparadas.

La documentación de respaldo del recall explica que “algunas unidades de la Jeep Gladiator 2020 construidas entre el 15 de diciembre de 2018, y el 25 de junio de 2019, pueden haber sido ensambladas con un eje trasero que carece del engrase necesario en la juntura del monobloque. La determinación de cuáles unidades fueron afectadas se logró a través del estudio de los récords de producción del proveedor del los ejes, a fin de determinar cuales unidades fueron producidas sin el engrase necesario" 

De acuerdo a esta documentación, los dueños pueden experimentar ruidos y vibraciones, que preceden la fractura de la pieza.  El problema fue detectado por FCA back in June, al recibir cuatro ejes de transmisión para reparaciones y enviarlos al proveedor para su análisis. FCA reemplazará los ejes de transmisión libre de cargos para los dueños de las pickups afectadas, quienes serán notificados a partir del próximo 18 de octubre. 

“Algunos de los vehículos afectados podrían encontrarse aún en el inventario de vehículos nuevos de los concesionarios. Las leyes federales obligan a la reparación de estas unidades antes de ser puestas a la venta y entregadas a sus dueños. La violación de esta norma puede acarrear multas de hasta $21,000 por vehículo para el concesionario. 

Fuente: NHTSA [1], [2], Jalopnik

Galería: 2020 Jeep Gladiator Overland: Prueba